Las discográficas siguen a los estudios de cine y demandan a Megaupload

viernes 11 de abril de 2014 18:26 CEST
 

NUEVA YORK, 11 abr (Reuters) - Cuatro discográficas han presentado una demanda por violación de derechos de propiedad contra la página web de intercambio de archivos Megaupload y su fundador Kim Dotcom, tres días después de que varios estudios de cine hicieran lo mismo.

La demanda dice que Megaupload, Dotcom y otros defendidos "participaron, fomentaron activamente y se beneficiaron generosamente de una violación masiva de derechos de autor de la música", según un comunicado emitido por la Asociación de la Industria Discográfica de América (RIAA, por sus siglas en inglés).

Los demandantes son Warner Music Group, unidad de Time Warner ; UMG Recordings, filial de Vivendi ; Sony Music Entertainment, unidad de Sony, y Capitol Records, también propiedad de Vivendi, y todos los miembros de la RIAA. Dicen que Megaupload generó más de 175 millones de dólares (360 millones de euros) en beneficios ilícitos por violar los derechos de propiedad causando "más de 500 millones de dólares en daños" a los propietarios de los derechos de autor, según la demanda.

Las autoridades estadounidenses, que cerraron la página web en 2012, acusan a Megaupload de costar a los estudios de cine y a las discográficas más de 500 millones de dólares promoviendo que usuarios de pago almacenasen y compartiesen material con derechos de autor, como películas y programas de televisión.

Dotcom dice que Megaupload no era más que un almacén online y no debería ser considerado responsable de si el contenido almacenado era obtenido ilegalmente.

El lunes, estudios de cine entre los que estaban Twentieth Century Fox Film, unidad de Twenty-First Century Fox ; Disney Enterprises, de Walt Disney ; y Paramount Pictures, unidad de Viacom, y todos los miembros de la Asociación del Cine de América (MPAA por sus siglas en inglés), presentaron una demanda similar en el mismo tribunal.

El abogado de Dotcom en Estados Unidos, Ira Rothken, arremetió contra las demandas.

"El RIAA, MPAA y el DOJ son como tres ratones ciegos siguiéndose el uno al otro en la búsqueda de demandas por los derechos de autor sin ningún mérito", dijo Rothken.

"Estos casos son un asalto a la tecnología de almacenamiento en nube, siendo el almacenamiento en nube una tecnología neutral que puede ser usada para propósitos tanto buenos como malos". (Información de Bernard Vaughan; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)