Draghi reitera que el BCE está listo para un alivio monetario

viernes 11 de abril de 2014 07:50 CEST
 

WASHINGTON, 10 abr (Reuters) - El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, reiteró el jueves que la entidad está lista para iniciar su alivio monetario para hacer frente a los riesgos que implica una baja inflación, pero señaló que por el momento las expectativas inflacionarias coinciden con la meta del banco.

En un comunicado para una reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional, Draghi dijo también que el BCE controlaría de cerca el impacto que podrían tener sobre la inflación los conflictos geopolíticos y los movimientos de tipos de cambio.

"Las recientes informaciones siguen siendo consistentes con nuestra expectativa de un período prolongado de inflación baja que será seguido por un movimiento alcista gradual en los precios de consumo durante 2015, para llegar a niveles del 2 por ciento hacia finales de 2016", dijo Draghi en el discurso.

La principal razón detrás de la desaceleración de la inflación fue la caída de los precios del sector energético y los alimentos sin procesar.

"Al mismo tiempo, las expectativas inflacionarias a largo plazo permanecen firmemente ancladas con nuestra definición de estabilidad de precios", indicó Draghi, agregando que los riesgos alcistas y bajistas para el pronóstico de inflación eran limitados y estaban ampliamente equilibrados a medio plazo.

"En este contexto, las posibles repercusiones de los riesgos geopolíticos y la evolución de los tipos de cambio serán seguidos de cerca", sostuvo.

Draghi reiteró la declaración de la semana pasada sobre que el Consejo de Gobierno del BCE no descartaba un mayor alivio monetario y que los tipos de interés del banco permanecerían en los niveles actuales o bajarían más durante un período extendido de tiempo.

"Esta expectativa se basa en un pronóstico general moderado para la inflación que se extiende a medio plazo, dado el debilitamiento generalizado de la economía, el alto grado de capacidad inutilizada y dinámicas monetarias y crediticias moderadas", dijo.

"El Consejo de Gobierno es unánime en su compromiso de usar también instrumentos no convencionales para el mandato del BCE para poder afrontar efectivamente los riesgos de un período de inflación baja demasiado prolongado. Al mismo tiempo, está siguiendo de cerca la evolución de los mercados monetarios", remarcó. (Información de Jan Strupczewski. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)