El FROB se replantea su estrategia de venta en Catalunya Banc

jueves 10 de abril de 2014 13:24 CEST
 

MADRID, 10 abr (Reuters) - El camino para la venta de la nacionalizada Catalunya Banc es definitivamente pedregoso. Tras fracasar en dos ocasiones en su intento de volver a privatizar una entidad en la que se han inyectado más de 12.000 millones de euros de dinero público, el Gobierno español está rediseñando su estrategia de venta.

Una portavoz del estatal FROB reconoció el jueves que "se está trabajando en reestructurar la operación (de venta de Catalunya Banc) para obtener el mayor margen de retorno posible y hacer más atractiva la venta de Catalunya Banc en su conjunto".

En este sentido, confirmó que se está estudiando la venta de la cartera hipotecaria de la entidad - "por la que hemos recibido mucho interés de fondos internacionales" - con un importe bruto de unos 7.000 millones de euros.

"Los detalles, las garantías, están pendientes de definir", dijo la portavoz después de que el diario El Mundo publicase en portada el jueves que el Gobierno estaría dispuesto a avalar la cartera de hipotecas con hasta 1.500 millones de euros.

Ni en el Ministerio de Economía ni en el Banco de España quisieron hacer comentarios sobre la información publicada por el diario.

La segregación de la abultada cartera hipotecaria de la antigua caja permitiría una venta más sencilla y quizás más rentable de la entidad, después de deshacerse también de su plataforma del servicio inmobiliario, las oficinas fuera de Cataluña y su cartera de créditos fallidos.

La entidad, que como otras nacionalizadas traspasó la inmensa mayoría de sus activos inmobiliarios de riesgo al "banco malo", cerró 2013 con un beneficio de 532 millones de euros tras haber perdido 11.855 millones de euros en 2012.

El Gobierno pretende tener cerrada la colocación a lo largo del año después de que la entidad presuma de tener una posición de liquidez de 15.005 millones de euros para cubrir un 160 por ciento sus vencimientos futuros.

Los activos del grupo ascendían a 63.062 millones de euros al cierre de 2013. (Información de Carlos Ruano; editado por Tomás Cobos)