El GP de Malasia obliga a las familias del vuelo MH370 a dejar sus hoteles

viernes 21 de marzo de 2014 17:55 CET
 

KUALA LUMPUR, 21 mar (Reuters) - Los familiares chinos de los pasajeros del avión malasio desaparecido han cambiado de hotel para dejar espacio a los numerosos visitantes que llegan para el Gran Premio de Malasia de Formula Uno después de dos semanas de búsquedas que no han hecho más que sembrar dudas.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que transportaba a 239 pasajeros y tripulación, desapareció el 8 de marzo una hora después de despegar de Kuala Lumpur camino de Pekín.

Un equipo internacional que busca en el sur del océano Índico no ha encontrado nada aún y el viceprimer ministro de Australia dijo que los restos encontrados en unas imágenes de satélite podrían haberse hundido.

Algunos familiares chinos que volaron a la nación del sur de Asia para estar más cerca del centro de las operaciones de búsqueda se habían alojado en el Cyberview Resort & Spa cerca de Kuala Lumpur, donde estaban sufriendo lo que a veces parecía una lucha emocional para conseguir información del Gobierno.

"Las familias chinas estaban aquí, pero ya se han ido. Tenemos todas las habitaciones reservadas. No hay espacio por la Fórmula Uno", dijo á Reuters una mujer que respondió al teléfono en el hotel.

No dio su nombre y dijo que no sabía donde se alojarían las familias. Funcionarios malasios dijeron que las familias serían realojadas en otro hotel.

El miércoles, el luto se convirtió en rabia cuando varios familiares desplegaron una pancarta de protesta delante de una multitud de periodistas, pidiendo más información al Gobierno malasio. El alboroto provocó que la policía escoltara a los familiares, incluida una madre desconsolada, fuera de la sala de prensa.

El gran premio es uno de los acontecimientos deportivos más importantes en Malasia, cuando las tasas de reservas en los hoteles se disparan mientras los pilotos, sus equipos y patrocinadores viajan a Kuala Lumpur para la carrera del fin de semana.

La carrera ha obligado a varios trabajadores extranjeros, investigadores y periodistas a trasladarse a un hotel cerca del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, que se ha convertido en la oficina central ad hoc de las operaciones de búsqueda coordinadas.

"Nos trasladaremos porque se acerca la carrera de la Fórmula Uno", dijo el ministro de Transporte Hishammuddin Hussein.

Los mecánicos están llegando con mucha antelación de la carrera del 30 de marzo, que se celebra a unos 10 minutos del aeropuerto. (Información de Michael Martina; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)