S&P baja panorama de nota crediticia de Rusia a "negativo" desde "estable"

jueves 20 de marzo de 2014 19:27 CET
 

NUEVA YORK, EEUU, 20 mar (Reuters) - Standard & Poor's bajó el jueves el panorama de la calificación crediticia soberana de Rusia a "negativo" desde "estable", citando los crecientes riesgos geopolíticos y económicos.

La agencia mantuvo la nota en "BBB" en moneda extranjera.

"La revisión del panorama refleja nuestra visión de consecuencias materiales económicas y financieras no anticipadas que podrían tener las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea sobre la solvencia de Rusia tras la incorporación de Crimea, que la comunidad internacional considera legalmente parte de Ucrania", dijo S&P en un comunicado.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el jueves sanciones contra individuos rusos que incluyen a aliados cercanos al jefe de Estado ruso Vladimir Putin, en una jornada en la que Moscú dio un nuevo paso para anexionar Crimea y reforzar su posición en la región.

Las fuerzas rusas tomaron el control de la península a finales de febrero después de que el expresidente ucraniano respaldado por Rusia Viktor Yanukovich huyera de Kiev tras la represión de las protestas provocadas por su decisión de rechazar un pacto comercial con la UE y buscar estrechar lazos con Moscú, en las que murieron decenas de personas.

En un referéndum el domingo no reconocido por la comunidad internacional, la población de Crimea votó por abrumadora mayoría a favor de su anexión a Rusia.

"Creemos que la Unión Europea y Estados Unidos impondrán mayores sanciones", dijo S&P en su comunicado. Aquellas sanciones, a su vez, podrían erosionar las perspectivas de crecimiento de Rusia.

El deterioro de la situación geopolítica ya ha afectado a la economía rusa, según S&P.

"El Banco Central de la Federación Rusa parece haber abandonado su política de incrementar la flexibilidad cambiaria y limitó las intervenciones en el mercado de tipo de cambio", dijo la agencia calificadora. (Información de Luciana Lopez; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)