Los ordenadores destronan a los humanos en el mercado bursátil europeo

jueves 13 de marzo de 2014 19:53 CET
 

Por Francesco Canepa y Simon Jessop

LONDRES, 13 mar (Reuters) - Los inversores europeos envían por primera vez más órdenes a través de ordenadores que a través de operadores de carne y hueso, mientras las nuevas reglas del mercado llevan a los administradores de dinero a mejorar en tecnología y reducir costes.

La generalización de los cambios regulatorios, diseñada para hacer operaciones de manera más segura, más transparente y con un valor mayor, ha afectado a operadores y gestores de activos y ha revolucionado la manera en la que interactúan.

Como resultado, el comercio electrónico - hace 30 años reservado a bancos expertos en tecnología y fondos de cobertura - se ha extendido gradualmente en el sector en una tendencia que está preparada para avanzar rápidamente.

El año pasado, los inversores europeos enviaron el 51 por ciento de sus órdenes a través de ordenadores directamente conectados a la bolsa o usando algoritmos, según mostró un estudio de la consultoría TABB. En 2012, la porción era del 46 por ciento.

El mercado ya ha adoptado los algoritmos bursátiles, que supusieron un 68 por ciento de las órdenes en 2013, según mostraron los datos de EBS.

A los reguladores les gustaría que una mayor parte del comercio de bonos fuera electrónico también, pero el progreso en ese campo ha ido mucho más despacio.

El estudio de TABB, sobre 58 gestores de fondos que controlan 14,6 billones de euros en activos, mostró que una mayoría pretendía canalizar una gran parte de sus negocios a través de medios electrónicos de "mínimo esfuerzo" que podrían reducir a dos tercios el coste de las cotizaciones llevadas a cabo por humanos.

Algunos gestores de activos han decidido incrementar proactivamente el comercio electrónico y por lo tanto reducir la cantidad de operadores que utilizan, manteniéndoles sólo para órdenes de largo proceso o en intercambios en áreas del mercado donde la baja liquidez lo hace más complicado.

Otros fondos, sin embargo, no querrían incrementar el uso del comercio electrónico, pero se habrían visto forzados porque los operadores cierran sus servicios a clientes más pequeños y se concentran en aquellos que canalizan más negocios a través de ellos, dijo TABB. (Información adicional de Anirban Nag; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)