El avión malasio reaviva la búsqueda de alternativas a las cajas negras

jueves 13 de marzo de 2014 09:17 CET
 

Por Tim Hepher

PARÍS, 13 mar (Reuters) - La búsqueda del avión desaparecido en Malasia podría acelerar el desarrollo de nuevos modos de localizar los restos de aeronaves, aunque ese tipo de tecnología no reemplazaría a la tradicional "caja negra" en el futuro cercano, dijo el miércoles el principal organismo investigador de accidentes de Francia.

El misterio sobre el paradero del Boeing 777 aumentó el miércoles cuando Malasia dijo que estaba registrando un área de cientos de kilómetros desde su última posición conocida.

Además de recorrer el área con barcos, aviones y satélites, los investigadores están tratando de recopilar señales desde las balizas del avión y las grabadoras de voz de la cabina.

Las propuestas para ayudar con búsquedas futuras incluyen la posibilidad de hacer que el avión dé su ubicación de manera automática antes de un accidente.

Incluyen también la incorporación de una nueva frecuencia, más accesible las señales de localización, y ampliar las arcaicas transmisiones que pueden ser inaudibles incluso para modernos equipos militares de rescate.

La investigación del accidente de un avión de Air France en el océano Atlántico en el 2009, que generó una búsqueda de dos años y 50 millones de dólares en gastos para hallar las cajas negras, derivó en una serie de recomendaciones por parte de la agencia gala de investigación sobre accidentes (BEA, por sus siglas en francés).

Sin embargo, algunas recomendaciones que podrían facilitar el rastreo de naves como el avión malasio están frenadas por negociaciones entre reguladores y la industria de la aviación, sin calendario para ponerlas en práctica.

"Es un tema que todavía está en discusión", dijo la semana pasada en una entrevista el director de BEA, Remy Jouty, agregando que la desaparición del vuelo 370 podría poner más atención sobre las discusiones.

"Cuando se trata de nuevas normas, es común estudiar su efectividad en costes, la legislación estadounidense y europea exige eso. Por supuesto, operadores y fabricantes dan sus opiniones, y las autoridades no pueden ignorar estos temas", indicó Jouty. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)