9 de marzo de 2014 / 13:32 / hace 3 años

Malasia investiga un posible fallo de seguridad en el aeropuerto

Por Niluksi Koswanage

KUALA LUMPUR, 9 mar (Reuters) - Funcionarios malayos revisaban grabaciones de seguridad e interrogaban a funcionarios de inmigración y guardias en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, preocupados porque una infracción de seguridad pudiera estar relacionada con la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines.

Las sospechas de que el avión Boeing con destino a Pekín, que desapareció el sábado con 239 personas a bordo, pudo ser secuestrado o hecho explotar han aumentado después de que se supiera que al menos dos pasajeros utilizaron pasaportes robados, aunque el Gobierno de Malasia destacó que está teniendo en cuenta todas las posibilidades.

Los investigadores malayos, asistidos por el FBI estadounidense, comprueban las identidades de cuatro pasajeros en particular, dijeron a Reuters dos funcionarios malayos con conocimiento de la investigación.

Se trataría de dos pasajeros con pasaportes europeos, posiblemente ucranianos, además de dos que viajaban con pasaportes austriacos e italianos robados, dijeron las fuentes.

"Hemos desplegado a nuestros investigadores para revisar todas las imágenes de seguridad. También, están interrogando a funcionarios de inmigración que dejaron pasar a los impostores", dijo un funcionario con conocimiento directo.

"Los primeros indicios muestran una cierta brecha de seguridad, pero no puedo decir más por ahora", agregó.

El jefe de la autoridad de aviación civil de Malasia dijo a periodistas el domingo que los investigadores identificaron a dos "impostores" desde los mostradores de facturación, pasando por el control de inmigración y la puerta de embarque. El ministro de transporte de Malasia, Hishamuddin Husein, confirmó que los investigadores buscaban a cuatro pasajeros.

Un portavoz de Malaysia Airports Holdings, que opera los aeropuertos del país, no quiso dar declaraciones.

El primer ministro malayo, Najib Razak, dijo el domingo que los protocolos de seguridad aeroportuaria del país serían revisados, según el periódico The Star.

Ante una pregunta sobre la sospecha de un acto intencional, el segundo funcionario dijo que "hay unos primeros indicios pero es muy pronto (...) quién sabe lo que ocurrió en ese avión. Pero tenemos nuestra mente abierta".

El momento del incidente, una semana después de que atacantes con katanas mataran al menos a 29 personas en una estación de trenes en la ciudad china de Kunming, generó especulaciones de que podría haber militantes de la minoría musulmana uighur de China implicados.

"No lo hemos descartado. Hemos devuelto uigures con pasaportes falsos en el pasado. Es demasiado pronto para decir si hay un vínculo", dijo un funcionario malayo, refiriéndose a uighures deportados a China desde Malasia en 2011 y 2012.

Reporte adicional de Ben Blanchard, Adam Rose y Megha Rajagopalan en Pekín; Eveline Danubrata en Kuala Lumpur; Texto de Stuart Grudgings; Traducido por Nadia López

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below