La confundadora de Flickr busca otro éxito con la nueva aplicación Findery

jueves 6 de marzo de 2014 18:04 CET
 

Por Alexei Oreskovic

SAN FRANCISCO, 6 mar (Reuters) - Findery, un servicio de red social basado en mapas creado por el cofundador de la popular página para compartir fotos Flickr, presentó el jueves una aplicación para móviles.

La aplicación gratuita, que está disponible para el iPhone de Apple, permite a los usuarios dejar notas, fotos y vídeos sobre lugares del mundo real en mapas digitales.

Findery competirá en un campo abarrotado, donde muchos usuarios han adoptado los servicios de redes sociales y mensajes de móviles como Facebook, Snapchat e Instagram para compartir reflexiones personales y conseguir recomendaciones sobre restaurantes y películas de amigos.

Caterina Fake, fundadora de Findery y jefa ejecutiva, espera que haya hueco para un servicio especializado que sea atractivo para usuarios con un diferente tipo de sensibilidades.

Muchas aplicaciones "están intentando conectarte con tus amigos para que te recomienden una cafetería para ti", dijo Fake.

La idea de Findery, que ha recaudado 10 millones de dólares (7,2 millones de euros) en financiación, es dar a la gente una experiencia "mas significativa", complementando mapas en la red con todo tipo de contenido, desde anécdotas personales sobre el vecindario hasta hechos históricos sobre un edificio concreto.

Fake tiene un récord de crear servicios exitosos en la red que emplean contenido generado por los usuarios. Fake cofundó Flickr, una de las influyentes páginas para compartir fotografías adquirida por Yahoo en 2005. También es directora de Etsy, un mercado online especializado en oficios que según algunos observadores podría salir pronto a bolsa.

Mientras muchas compañías exponen ahora una estrategia "principalmente para móviles", Findery lanzó su servicio como una página web hace dos años. La compañía estrenó la versión web primero para construir la colección de notas del servicio, explicó Fake. Dijo que era más fácil para los usuarios escribir textos más largos en un ordenador que en una aplicación de móvil. (Información de Alexei Oreskovic; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)