Telefónica mejora contenidos de TV, quiere duplicar base abonados

miércoles 5 de marzo de 2014 14:05 CET
 

MADRID, 5 mar (Reuters) - Telefónica quiere duplicar con creces su base de abonados de televisión de pago en España este año gracias a la mejora de los contenidos y el lanzamiento de canales exclusivos de deportes de motor, según directivos de la compañía.

"El objetivo de MovistarTV es cerrar el año con 1,5 millones de abonados", " dijo el miércoles Luis Velo, responsable del negocio de la televisión de Telefónica en España, en la presentación de los nuevos canales de motor.

Telefónica contaba a finales de 2013 con 676.800 clientes de televisión de pago en España, siendo el tercer operador en este negocio detrás de Canal+ (1,62 millones) y Ono (807.000 a septiembre).

La crisis económica y el rápido aumento del paro pasó su factura al negocio de la televisión de pago en el país y Telefónica perdió en los últimos dos años más de 150.000 abonados. La operadora consiguió detener esta tendencia en la recta final del año pasado al incorporar de forma gratuita un paquete de canales televisión en sus ofertas de telefonía fija, Internet y móvil en España.

Desde el 1 de diciembre hasta el 31 de enero todos los clientes que contrataron Movistar Fusión o una línea móvil adicional recibieron la oferta de "Movistar TV" de forma gratuita hasta mayo de 2014, lo que se tradujo en un repunte del número de clientes en el último trimestre de 2013.

La nueva Movistar TV, presentada este miércoles, contará con tres paquetes distintos de hasta 50 canales de televisión cada uno. A la oferta de Televisión para todos (52 canales) se suma un paquete de canales de fútbol y otro de grandes acontecimientos como la Fórmula 1, el motociclismo o los torneos internacionales de tenis.

La oferta más completa junto con telefonía fija, móvil e Internet costará 107 euros al mes (IVA incluido), frente a los 110 euros al mes que cobra Telefónica actualmente por su oferta de "quadruple play", explicaron fuentes de la compañía.

(Información de Robert Hetz; Editado por Inmaculada Sanz)