El miedo a perder la ventaja tecnológica afecta a los planes del Pentágono

martes 4 de marzo de 2014 17:17 CET
 

Por David Alexander

WASHINGTON, 4 mar (Reuters) - La preocupación de que los recortes en defensa puedan erosionar la ventaja tecnológica militar respecto a rivales como Rusia y China está dirigiendo en parte los planes del Pentágono de recortar las tropas y retirar viejo armamento.

Los responsables de Defensa de Estados Unidos han visto en los últimos años como Moscú y Pekín han probado una serie de sofisticadas armas, desde un radar antiaéreo y nuevos misiles que han volado muchas veces a la velocidad del sonido hasta defensas aéreas integradas.

"El desarrollo y la proliferación de tecnologías militares más avanzadas en otras naciones significa que estamos entrando en una era en que el dominio de Estados Unidos en mar, cielo y espacio ya no se puede dar por hecho", dijo la semana pasada el secretario de Defensa Chuck Hagel

Hagel desvelará el martes un presupuesto para 2015 que incluye recortes en la Armada de entre 40.000 y 50.000 soldados hasta niveles que no se habían visto desde la Segunda Guerra Mundial y acabará con la flota de las aeronaves A-10 "Warthog" antitanques.

Mientras que los gastos del Departamento de Defensa de alrededor de 500.000 millones de dólares equivale a más de lo que gastan los seis o siete países siguientes en la lista juntos, los gastos en investigación y desarrollo han caído más de un 20 por ciento desde que Barack Obama fue nombrado presidente.

"Todo, incluido el I+D (investigación y desarrollo) y la ciencia y tecnología, toma un gran impulso en este presupuesto de Defensa", dijo Mackenzie Eaglen, una analista de defensa del conservador grupo de reflexión American Enterprise Institute.

Contrasta que China y Rusia hayan rápidamente aumentado sus gastos en seguridad y hayan avanzado mucho en los últimos años.

Estos avances y la exportación de armas de precisión guiada y defensas aéreas integradas en otras naciones está forzando al Ejército de Estados Unidos a adaptarse desarrollando la habilidad de operar con una mayor gama de armas.

"Estados Unidos ha disfrutado de un monopolio de las armas guiadas durante unos 20 años", dijo Robert Work, el antiguo subsecretario del ejército y candidato a ser el sustituto del secretario de Defensa. (Información adicional de Andrea Shalal y Doina Chiacu; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)