3 de marzo de 2014 / 6:58 / hace 4 años

RESUMEN-"Doce años de esclavitud" gana el Oscar a mejor película

Por Mary Milliken

LOS ÁNGELES, 3 mar (Reuters) - El drama “Doce años de esclavitud” ganó el domingo el Oscar a la mejor película, haciendo historia al convertirse en la primera película de un director negro que se alza con el máximo galardón de la industria cinematográfica en los 86 años de vida de los premios.

El desgarrador retrato del director británico Steve McQueen sobre la esclavitud antes de la guerra civil en Estados Unidos consiguió otros dos Oscar, el de mejor actriz de reparto para la recién llegada Lupita Nyong‘o y el mejor guión adaptado, basado en las memorias de Solomon Northup, un hombre libre que es engañado y vendido como esclavo en Luisiana.

“Todo el mundo merece no sólo sobrevivir, sino vivir. Este es el legado más importante de Solomon Northup”, dijo McQueen al recibir el premio.

“Doce años de esclavitud” se impuso como mejor cinta al thriller espacial del mexicano Alfonso Cuarón “Gravity”, que acaparó sin embargo la mayoría de los Oscar de la noche, con siete, incluido el de mejor director para Cuarón, primera ocasión que se lleva el Oscar un realizador latinoamericano.

La cinta protagonizada por Sandra Bullock en el papel de una astronauta perdida en el espacio barrió en las categorías técnicas, como mejores efectos visuales y fotografía, un reconocimiento por el revolucionario trabajo de reproducir el espacio y la gravedad.

En uno de los años con películas más sólidas de la reciente historia, los más de 6.000 miembros de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas repartieron las doradas estatuillas entre varias de las aclamadas películas a concurso.

Fue una buena noche para la realización de bajo presupuesto “Dallas Buyers Club”, un biopic de uno de los primeros activistas del sida, que ganó tres Oscar, incluidos los de mejor interpretación masculina.

Matthew McConaughey, en reconocimiento a un remarcable giro en su carrera, ganó el Oscar a mejor actor por su retrato de un homófobo convertido en víctima de sida que se vuelve un cruzado por el tratamiento de la enfermedad, un papel para el que perdió 23 kilos.

Su coprotagonista, Jared Leto, se alzó con el premio a mejor actor de reparto por su interpretación de un transexual en la misma película, para la que también adelgazó mucho.

La australiana Cate Blanchett ganó el Oscar a mejor actriz por su celebrada actuación de dama de la alta sociedad trastornada por los delitos financieros de su marido en “Blue Jasmine”, de Woody Allen.

“Tan aleatorio como subjetivo es este premio, supone mucho en un año lleno de nuevo por extraordinarias interpretaciones femeninas”, dijo Blanchett, que se impuso a Bullock, Amy Adams, Judi Dench y Meryl Streep.

FRACASO DE “LA GRAN ESTAFA AMERICANA” Y “EL LOBO”

La gran perdedora de la noche fue la película “La gran estafa americana”, del director David O. Russell, que se fue con las manos vacías pese a tener diez candidaturas, el mismo número que “Gravity”. El retrato de Martin Scorsese sobre la codicia financiera en “El lobo de Wall Street” tampoco se llevó ningún premio.

Pero fue una noche de triunfos predecibles para los principales favoritos.

El cuento de princesas nórdicas “Frozen” se llevó el premio a mejor cinta de animación, la primera de Disney Animation Studios desde que se introdujo esta categoría en 2002, y su himno femenino “Let It Go” ganó el Oscar a mejor canción original.

En la categoría de mejor película en lengua extranjera, Italia se alzó con su undécima estatuilla en la categoría con “La gran belleza”, una cinta visualmente impresionante sobre la vida en Roma de un escritor en crisis.

La cómica y presentadora Ellen DeGeneres repitió como anfitriona de la ceremonia, llevando una afabilidad impasible, y pizza, a una gala en la que también hubo diversión.

Con su estilo despreocupado, DeGeneres se mezcló con el público como hizo en 2007, haciéndose un ‘selfie’ con estrellas como Brad Pitt y Angelina Jolie que batió el récord de retuits en Twitter.

La actriz keniata Nyong‘o fue una de las grandes estrellas de la noche, no sólo por su deslumbrante vestido de Prada en la alfombra roja, sino por su emotivo discurso.

Al aceptar el primer Oscar de la noche para “Doce años de esclavitud”, Nyong‘o, de 31 años, rindió homenaje a su personaje, que recogía más algodón que nadie pero sufría los abusos del malévolo amo.

“No se me escapa ni por un momento que tanta alegría en mi vida es gracias al dolor de otro, así que quiero saludar al espíritu de Patsey, por su guía”, dijo Nyong‘o entre lágrimas.

El domingo concluyó una temporada de premios inusualmente larga, prolongada por los Juegos Olímpicos de invierno, y para “Doce años de esclavitud” supone el fin de seis meses en los que, pese a ser aclamada, era vista con incertidumbre en el terreno de los premios por la dureza de sus imágenes.

Al final de la gala, McQueen y los otros productores, incluido Pitt, recordaron que la esclavitud era un tema que no sólo es histórico, sino actual.

“Esperamos que esta película sea un recuerdo amable de que todos somos iguales”, dijo Pitt entre bambalinas. (Información adicional de Piya Sinha-Roy, Eric Kelsey y Lisa Richwine; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below