El crecimiento de 'smartphones' caerá drásticamente en 2014, según IDC

miércoles 26 de febrero de 2014 21:10 CET
 

Por Noel Randewich

SAN FRANCISCO, 26 feb (Reuters) - El crecimiento del comercio de teléfonos móviles de alta gama caerá drásticamente este año y seguirá retrocediendo hasta el 2018, mientras que los precios promedio bajarán significativamente a medida que la demanda gira hacia China y otros países en desarrollo, según la firma de investigación de mercado IDC.

Se prevé que el crecimiento anual en 2014 se ubique en el 19,3 por ciento y que luego disminuya al 6,2 por ciento en 2018, dijo IDC en un informe publicado el miércoles.

Esto llega después de un salto del 39,2 por ciento en 2013, cuando los envíos de llamadas de móviles inteligentes superaron por primera vez los 1.000 millones de unidades.

El pronóstico refuerza la preocupación en Wall Street de que el auge de los móviles de alta gama iniciado por el iPhone de Apple en 2007 esté llegando a su fin, al menos en Estados Unidos y otros países desarrollados donde los consumidores optan por los dispositivos de primera línea más caros.

El crecimiento de los teléfonos inteligentes en América del Norte y Europa se reducirá a un solo dígito y Japón incluso podría registrar una pequeña desaceleración en las compras en los próximos años, señaló IDC.

Los fabricantes están cada vez más enfocados en China, donde muchos consumidores están actualizando sus teléfonos móviles básicos y cambiándolos por móviles de alta gama que se venden por menos de 300 dólares (219 euros).

"Nuevos mercados para el crecimiento traen consigo reglas de juego diferentes y las 'primas' no serán un factor importante en las regiones que conducen el crecimiento del mercado en general", dijo el analista de IDC Ryan Reith en un informe.

El precio promedio de venta para los móviles de alta gama el año pasado fue de 335 dólares, ya muy por debajo de los valores de dispositivos insignia como el iPhone 5S o el Samsung Galaxy S4. La cifra caerá a 260 dólares para el 2018, añadió IDC. (Inforación de Noel Randewich; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de María Vega Paúl)