La deuda de 12 bln dlrs de empresas chinas impulsa fusiones

miércoles 26 de febrero de 2014 07:25 CET
 

Por Matthew Miller y Umesh Desai

PEKIN/HONG KONG, 25 feb (Reuters) - La deuda de las empresas chinas ha tocado niveles récord y probablemente acelerará una ola de reestructuraciones domésticas y desencadenará más impagos, al tiempo que aumentan los problemas de repago de crédito.

Las empresas no financieras chinas tenían un total en préstamos bancarios y bonos de deuda pendientes de pago de cerca de 12 billones de dólares a finales del año pasado -el equivalente a más del 120 por ciento del Producto Interior Bruto del país- según las estimaciones de Standard & Poor's.

El crecimiento de la deuda corporativa china ha sido sin precedentes.

Un análisis de Thomson Reuters a 945 empresas no financieras medianas y grandes que cotizan en bolsa mostró que la deuda total se elevó en más de un 260 por ciento, desde 1,82 billones de yuanes (298.400 millones de dólares) a 4,74 billones de yuanes (777.300 millones de dólares) entre diciembre de 2008 y septiembre de 2013.

Aunque no se prevé una crisis crediticia a corto plazo, los analistas dicen que las compañías de los sectores más endeudados de China -entre ellos de maquinaria, transporte, construcción y acero- están vendiendo activos y realizando fusiones para evitar el impago de sus deudas.

Se esperan más moratorias, dijo Christopher Lee, director general para empresas de la Gran China de Standard and Poor's Rating Services en Hong Kong. "Los costes del crédito ya están subiendo debido a la liquidez ajustada", dijo. "Habrá una mayor diferenciación y discriminación del riesgo y de préstamos en el futuro", agregó.

China rara vez permite quiebras empresariales, especialmente de las firmas respaldadas por el Estado, en parte por el temor a que los despidos generalizados puedan generar conflictos sociales. En los casos en que las empresas se han declarado en bancarrota, los tenedores de bonos domésticos tienden a ser pagados por delante de otros deudores. (Información adicional de Fang Yan en Pekín y Reshma Apte en Bangalore. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)