25 de febrero de 2014 / 19:25 / en 3 años

ACTUALIZA 2-Consejo Repsol aprueba acuerdo indemnización 5.000 mln dlrs por YPF

* Repsol recibirá bonos con nominal de 5.000 mln dlr

* Si valor de mercado es inferior, Argentina entregará más bonos

* Repsol podrá acudir a arbitraje en caso de impago

* Convoca junta en marzo, pierde 1.028 mln eur en 4TR por provisión YPF

* Endurece reglamento consejo para frenar a Pemex (Añade detalles, unifica despachos anteriores)

Por Andrés González y Tracy Rucinski

MADRID/BUENOS AIRES, 25 feb (Reuters) - Casi dos años después de una expropiación que castigó duramente el valor de mercado y la reservas de Repsol, el consejo de la petrolera española ha aprobado un acuerdo de indemnización mediante el cual Argentina pagará 5.000 millones de dólares en bonos por la nacionalización del 51 por ciento de YPF.

El pacto incluye diversas garantías para que la petrolera cobre de forma efectiva un importe muy cercano a dicha deuda, pese al descuento con el que cotiza el papel argentino en el mercado.

Según el acuerdo, Argentina reconocerá a Repsol una deuda de 5.000 millones de dólares que pagará con una cesta de bonos por el mismo importe nominal, uno de nueva emisión y dos ampliaciones de bonos ya existentes, el Bonar X y el Discount 33.

Si el valor de mercado de estos bonos no alcanza 4.670 millones de dólares, Argentina entregará más bonos a Repsol por un valor nominal de hasta 1.000 millones de dólares adicionales, hasta que el valor de mercado de los bonos alcance dicha cantidad.

"La entrega de este segundo paquete de bonos se ajustará de manera que el valor de mercado de todos los bonos argentinos entregados a Repsol ascienda, al menos, a 4.670 millones de dólares, con un máximo de 6.000 millones de dólares de valor nominal", dijo Repsol en una nota.

A cierre del martes, el Bonar X cotizaba en 84,4 dólares, el Discount 33 en 70,5 dólares y el Boden 2015, uno de los bonos complementarios que podría entregar Argentina, en 95,65 dólares.

El acuerdo deberá ser aprobado por Repsol en junta de accionistas, convocada a finales de marzo, y por el Congreso argentino.

"Se está cerrando el ciclo de la expropiación, lo cual era un hito que teníamos que alcanzar y que se alcanzó rápidamente. Esto es muy positivo para YPF, para Repsol, para la Argentina y para la industria en general", dijo a periodistas en Buenos Aires el presidente de YPF, Miguel Galuccio.

Los títulos se entregarán a Repsol mediante una fórmula tal que la deuda de Argentina con la petrolera se irá saldando a medida que ésta vaya cobrando la misma, ya sea con la venta de los bonos o esperando su amortización a vencimiento. Entretanto, Repsol iría cobrando los intereses correspondientes.

"Si de esta enajenación se obtuviera un importe superior a los 5.000 millones de dólares (descontando gastos e intereses) el exceso se devolverá a la República Argentina", explicó la petrolera.

Repsol retirará sus demandas de arbitraje internacional del CIADI una vez se formalice el acuerdo, aunque como garantía adicional, Argentina reconoce que en el caso de reestructuración o impago de la deuda, la petrolera podrá reclamar un arbitraje internacional sujeto a UNCINTRAL, un organismo dependiente de Naciones Unidas hasta cobrar los 5.000 millones de dólares.

REPSOL ARRANCA UN ACUERDO QUE LE PERMITIRÁ CRECER

El formato del acuerdo mejora las expectativas iniciales para la petrolera, ya que muchos analistas dudaban que Repsol lograse de Argentina cualquier tipo de garantía que sostuviese el valor de los bonos en un país que ya suspendió pagos en 2002.

Con el acuerdo alcanzado, Repsol podría ingresar entre 4.670 y 5.000 millones de dólares, lo que dotaría a la empresa española de liquidez suficiente para comprar activos que sustituyan la fuerte caída en la producción y las reservas sufridas por la expropiación de YPF.

"Para nosotros, desde un punto de vista financiero, hemos iniciado una nueva etapa en la que somos más fuertes (...) y tenemos enorme entusiasmo", dijo Antonio Brufau, presidente de Repsol, en un video enviado a medios.

Repsol cuenta también con la pólvora de su participación restante del 12 por ciento en la propia YPF, que podría vender, al igual que su paquete del 30 por ciento en Gas Natural , cuya enajenación le reportaría otros 5.000 millones de euros a los precios actuales de mercado.

El grupo, según indicó una fuente conocedora de la situación, ha encargado a JP Morgan que encuentre objetivos de compra, con predilección por compañías situadas en la zona de Norteamérica.

Las acciones de Repsol cerraron el martes con un avance del 0,88 por ciento a 18,37 euros antes de conocerse el acuerdo.

ENDURECE REGLAMENTO CONSEJO PARA FRENAR A PEMEX

Tras anunciar el acuerdo, Repsol aprovechó para convocar a sus accionistas a la junta ordinaria que ratificará el pacto, cuyo orden del día incluye, además del anuncio de compras de acciones para autocartera por hasta 500 millones de euros, la modificación del reglamento del consejo en un movimiento que apunta a su consejero Pemex.

La petrolera mexicana, que posee un 9,5 por ciento de Repsol, ha criticado abiertamente la gestión de su presidente, Antonio Brufau, y Repsol ha endurecido sus estatutos para que los consejeros deban abstenerse de "hacer público o comunicar a terceros las posibles discrepancias y puntos de vista críticos sin haberlos puesto previamente de manifiesto en el consejo", entre otras modificaciones.

Repsol también propondrá a la junta endurecer las condiciones para separar o vender sus negocios de upstream o downstream, elevando hasta el 75 por ciento de los votos a favor del consejo para llevar a cabo una operación de estas características.

CUENTAS ARRASTRAN FUERTE PROVISIÓN POR ARGENTINA

Poco después del acuerdo con Argentina, el grupo presentó sus cuentas de 2013 que arrojaron unos resultados que, aunque flojos a nivel operativo por las paradas de mantenimiento y la crisis en Libia, fueron ligeramente mejores de lo previsto por los analistas en términos recurrentes.

Las cuentas se vieron marcadas también por las fuertes provisiones llevadas a cabo por la indemnización acordada por YPF, inferior en casi 1.300 millones de euros a su valor en libros y que llevó a la compañía a obtener unas pérdidas de 1.028 millones de euros en el cuarto trimestre.

Repsol vio descender un 51,5 por ciento su resultado recurrente CCS del cuarto trimestre hasta los 251 millones de euros, con una caída en su resultado neto de explotación del 42,6 por ciento.

En términos anuales, e incluyendo la provisión por YPF, el beneficio bajó un 81,3 por ciento hasta los 382 millones de euros. (Información adicional de Guido Nejamkis en Buenos Aires)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below