24 de febrero de 2014 / 12:52 / en 3 años

El nuevo primer ministro italiano, ante su primera prueba en el Parlamento

Por James Mackenzie

ROMA, 24 feb (Reuters) - El primer ministro italiano, Matteo Renzi, afrontará su primera prueba el lunes ante el Parlamento cuando vaya al Senado a presentar sus ambiciosos planes de reforma e intente ganar un voto de confianza para su Gobierno recientemente instalado.

Respaldado por su propio Partido Democrático (PD), el pequeño partido de centroderecha NCD, centristas y otros grupos, Renzi debería ganar la votación en la Cámara Alta de 320 escaños.

Pero se prestará especial atención al tamaño de su mayoría después de que algunos izquierdistas en su propio partido amenazaron inicialmente con votar en contra del Gobierno.

Si obtuviera menos de los 173 votos conseguidos por su antecesor Enrico Letta en diciembre, su autoridad sería débil desde el comienzo.

Con la tercera economía de la zona euro en necesidad urgente de reformas potencialmente dolorosas y con una deuda pública de 2 billones de euros, el margen de maniobra es limitado y una mayoría parlamentaria incierta no ayudará.

El alcalde de Florencia de 39 años, quien obtuvo la dirección del PD en diciembre, forzó a Letta, su rival dentro del partido, a renunciar como primer ministro a principios de este mes después de atacar repetidamente la escasez de reformas de su Gobierno.

Renzi asumió el poder el sábado prometiendo un incremento radical en la velocidad de las reformas, con una reestructuración del sistema electoral y constitucional para asegurar gobiernos más estables en el futuro, reformas impositivas y laborales y una renovación de la administración pública, todo en sus primeros 100 días de gestión.

Su jefe de Gabinete, Graziano Delrio, dijo al canal de televisión estatal RAI que el Gobierno recortará impuestos sobre costes laborales no remunerables. Pero descartó un nuevo impuesto a la riqueza.

También dijo que el Gobierno respetará el techo de déficit de la Unión Europea del tres por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), después de comentarios de Renzi que sugirieron que buscará espacio para romper los límites temporalmente para financiar inversiones estructurales.

El ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, quien juró el cargo más tarde al no poder hacerlo el sábado, desempeñará un papel importante para implementar las reformas, pero no ha hablado públicamente sobre planes impositivos, que deberían ser manejados cuidadosamente si se quieren evitar más tensiones.

La votación del lunes en el Senado será seguida por otra el martes en la Cámara baja, donde el PD tiene una fuerte mayoría.

El nuevo Gobierno es observado de cerca por sus homólogos de la Unión Europea, aún preocupados por lo que pasó en 2011 cuando la crisis financiera casi dejó a Italia fuera de la zona euro. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below