WhatsApp, la gran compra de Facebook, vuelve a funcionar tras caerse

domingo 23 de febrero de 2014 10:42 CET
 

Por Ros Krasny y Christine Stebbins

WASHINGTON, 22 feb (Reuters) - WhatsApp, el servicio de mensajería móvil de rápida expansión, sufrió una caída el sábado durante más de tres horas, frustrando a los usuarios pocos días después de que Facebook lo adquiriera por 19.000 millones de dólares (unos 13.800 millones de euros).

"El servicio de WhatsApp ha sido restaurado. Lamentamos el tiempo de caída", dijo el sábado WhatsApp en un mensaje en la red social Twitter a más de un millón de seguidores, cerca de las 22:48 GMT.

Anteriormente, el servicio había dicho que había experimentado "algunos problemas con los servidores", sin aportar más detalles. Facebook remitió las consultas sobre la caída del servicio a representantes de WhatsApp, quienes no respondieron inmediatamente.

WhatsApp, que lleva cinco años en funcionamiento, tiene actualmente cerca de 450 millones de usuarios en todo el mundo y ha estado sumando a un nuevo millón cada día.

El sábado, algunos de esos usuarios decidieron utilizar otras formas de medios sociales, incluidos los blogs, para informar de la caída del servicio y expresar su frustración.

WhatsApp es la aplicación líder dentro de una serie de servicios para teléfonos inteligentes que ahora abunda en Norteamérica, Asia y Europa, y es conocido por su atractivo para los adolescentes y otros que evitan las redes sociales mayoritarias.

Durante la caída, las especulaciones en Twitter iban desde las conspiraciones -relativas a que Facebook en realidad compró WhatsApp para cerrarlo y obligar a sus usuarios a utilizar Facebook Chat- a las filosóficas.

"Así que ahora que #WhatsApp no funciona, hablé realmente con mi familia, parecen gente agradable", escribió en Twitter @Ali_Hilu de Jordania, quien se describe a sí mismo como adicto a las redes sociales.

Y @Iamhollybrown de Surrey, Inglaterra, agregó: "No puedo creer que todas estas personas estén llorando porque WhatsApp no funciona, hagan ejercicio, trabajen, aprendan un idioma". (Información de Christine Stebbins y Ros Krasny; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)