Los aspirantes al Oscar buscan diferentes formas de financiación

viernes 21 de febrero de 2014 17:42 CET
 

Por Ronald Grover

LOS ÁNGELES, EEUU, 21 feb (Reuters) - Joe Newcomb, un jugador fracasado de las ligas menores de béisbol que se hizo de oro como comerciante de productos químicos en Texas, estará entre los que crucen sus dedos en la ceremonia del 2 de marzo en el Dolby Theatre, donde se entregarán los Oscars.

Newcomb financió con dinero sobrante la cinta candidata al Oscar a la mejor película "Dallas buyers club". En la categoría de financiadores de películas, se le unirán Megan Ellison, hija del consejero delegado de Oracle, que ofreció fondos para "La gran estafa americana" y "Her", a Bill Pohlad, que apoyó a "12 años de esclavitud" y cuya familia posee el equipo de béisbol de Minnesota Twins, y a otros que juntaron fondos en Asia y Oriente Próximo para hacer "El lobo de Wall Street".

Aunque siempre ha habido ricos petroleros y otros que desean invertir en Hollywood, los últimos años muestran que desempeñan un papel cada vez más importante a la hora de financiar a aspirantes al Oscar.

Cinco de las nueve cintas candidatas a mejor película de este año llegaron a la gran pantalla con la ayuda de inversores que están fuera de los estudios de Hollywood. Es una tendencia que se ha intensificado los últimos años, mientras los estudios tratan de reducir el riesgo de producir películas.

"El modelo de negocio de los estudios no se ajusta a muchas películas que ougnan por el tipo de éxito que apoyaría una campaña para el Oscar", dijo Steven Prough, director general de la firma de banca de inversión Salem Partners.

"Quieren películas que tengan una mayor posibilidad de atraer audiencias de todo el mundo, lo cual se genera con grandes presupuestos y efectos especiales", dijo.

Pohlad y Ellison ya han estado entre los aspirantes. Ellison financió la candidata al Oscar del año pasado "La hora más oscura", mientras que Pohlad apoyó a la de 2006 "Brokeback Mountain" y "El árbol de la vida", que fue candidata en 2012.

Annapurna Pictures, de Ellison, ha sido la empresa de moda en Hollywood los últimos años, y no sólo por su chequera, sino por su disposición a arriesgarse y apoyar a directores.   Continuación...