21 de febrero de 2014 / 14:33 / hace 4 años

DATOS-El camino de Ucrania hacia el estancamiento y la violencia

KIEV, 21 feb (Reuters) - El martes próximo se cumplirán cuatro años desde que Viktor Yanukovich asumió el cargo de presidente de Ucrania, una dulce reivindicación después de que su primera victoria en las urnas fuera revertida en 2005 por la mayoritariamente pacífica Revolución Naranja.

Ahora, después de decenas de muertes en las horas más violentas de Ucrania afronta unas protestas masivas que han hecho retroceder a la policía armada y llevado a una mayor presión de sus aliados en Moscú para reafirmar su control.

¿Cómo llegó a este punto este país europeo de 46 millones de habitantes del tamaño de Francia, conocido como el granero de Europa?

LA ECONOMÍA

Pese a sus vastas praderas y a una industria basada en sus ricos yacimientos de carbón del este, la economía de Ucrania ha tenido muchas dificultades desde el colapso del comunismo.

Su Producto Interior Bruto (PIB) nominal per cápita es apenas un cuarto del de una Rusia rica en recursos, y la mitad del del estado más pobre de la Unión Europea.

Bajo el mandato del predecesor de Yanukovich, el europeísta Viktor Yushchenko, la economía - dominada por oligarcas - hizo pocos progresos en frenar la corrupción o generar crecimiento y se enfrentó con Rusia, reflejadas en dos “guerras por el gas” en las que Moscú cortó el suministro de energía a Kiev.

La victoria de Yanukovich en 2010 y la de su Partido de las Regiones en una elección parlamentaria a finales de 2012 fueron seguidas de unas negociaciones con el FMI para apoyar el presupuesto. No obstante, las demandas del FMI de que se hicieran unas impopulares reformas de mercado llevaron a que las conversaciones fracasaran el año pasado.

Con un déficit presupuestario y comercial creciente, y la cercanía del pago de plazos de la deuda, las finanzas públicas se dirigen hacia la bancarrota.

¿QUÉ GENERÓ LAS PROTESTAS?

La esperanza popular de una mejora económica se vio alentada por los planes de firmar un amplio acuerdo de libre comercio con la Unión Europea a finales de noviembre.

Si bien Yanukovich se había resistido a la demanda europea de liberar a Yulia Tymoshenko, la líder opositora y ex primera ministra encarcelada desde 2011 y considerada pro Unión Europea, aún parecía inminente el acuerdo comercial.

Sin embargo, el presidente ruso, Vladimir Putin, se mostró descontento y Moscú - que compra de más de la mitad de las exportaciones de Ucrania - amenazó con cerrar las fronteras y oleoductos si Yanukovich firmaba el tratado con la UE.

El 21 de noviembre, Yanukovich rechazó este pacto y decenas de miles de personas tomaron la plaza de la Independencia en el centro de la capital en señal de protesta.

¿QUIÉNES PROTESTAN?

Hay tres líderes: Arseny Yatsenyuk, jefe parlamentario del Partido Batkivshchyna de Tymoshenko; Vitaly Klitschko, del partido UDAR y excampeón mundial de peso pesado en boxeo; y Oleh Tyahnibok, del grupo nacionalista de ultraderecha Svoboda, acusado de racismo y antisemitismo.

Todos cuentan con amplio apoyo de las regiones occidentales y de habla ucraniana y entre las clases medias urbanas hartas de la corrupción.

Tras haber comenzado con demandas de mayores lazos con la UE, la oposición ahora quiere que Yanukovich, de 63 años, al menos comparta el poder o renuncie.

Lo acusan de entregar Ucrania a Rusia y de haberse enriquecido él y sus aliados de la zona este rusófona del país, en laque nació y trabajó como electricista tras una difícil adolescencia que incluyó dos períodos en prisión por robo y asalto.

Militantes armados, muchos de grupos de ultraderecha, aparecieron en vanguardia de las barricadas, muchos con cascos y lanzando cócteles molotov y adoquines. Llamándose el Sector de Derecha, no aceptan compromisos en su odio y han participado en los choques más sangrientos con la policía.

¿CÓMO HA RESPONDIDO YANUKOVICH?

El presidente optó por sostener la alianza con Putin y se aseguró el compromiso ruso de 15.000 millones de dólares en préstamos y precios más baratos del gas después de darle la espalda a la UE, rescatando la economía pero enfureciendo aún más a los opositores.

Desestimó sus demandas, pero la confrontación se endureció cuando el Parlamento aprobó nuevas leyes para limitar las protestas y los derechos civiles. Varias personas han muerto desde el 19 de enero en las barricadas instaladas alrededor de la plaza de la Independencia o Maidan.

Atrapado entre Occidente y Rusia, Yanukovich dio marcha atrás con las leyes, ofreció una amnistía a los detenidos y apartó al primer ministro Mykola Azarov, nacido en Rusia. No obstante, el líder de la oposición Yatsenyuk rechazó un ofrecimiento para convertirse en primer ministro.

El viernes, el presidente anunció - tras la muerte de 77 personas esta semana durante protestas y una noche de negociaciones con la oposición y tres ministros de la UE - un acuerdo para celebrar elecciones presidenciales anticipadas, formar un gobierno de unidad nacional y realizar cambios constitucionales para reducir sus poderes.

El acuerdo es clave para llevar la calma a las calles, después de una violencia que muchos temían que llevara al país a la guerra civil y provocar la intervención rusa para proteger a sus ciudadanos, sobre todo en el este del país y en la península de Crimea, donde se encuentra su flota del mar Negro. (Información de Julien Toyer y Alastair Macdonald; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below