¿Quién pagará el precio cuando acaben los Juegos Olímpicos de Sochi?

jueves 20 de febrero de 2014 20:19 CET
 

Por Elizabeth Piper

MOSCÚ, 20 feb (Reuters) - Incluso antes de la ceremonia de clausura del domingo, las contratas e inversores en los Juegos Olímpicos de invierno de Rusia están trabajando para conseguir que les cuadren las cuentas antes de que el presidente Vladimir Putin lance una auditoria para guardar las apariencias.

Después de meses de críticas por el coste récord de los Juegos y acusaciones de la oposición de fraude y corrupción, Putin ha señalado que las noticias sobre corrupción, despilfarro o abuso de fondos serán investigadas tras la competición Juegos si hay pruebas.

"Se ha invertido una gran suma de dinero. Ahora no es momento de discutir si valía la pena o si los precios estaban inflados. Permitan a los cuerpos supervisores gestionar esto y ellos lo gestionarán", dijo Putin a las autoridades de la ciudad de Sochi después de que los Juegos comenzaran este mes.

Pero en vez de señalar a destacados empresarios que construyeron los relucientes estadios, hoteles y costosas vías de tren hasta las pistas de esquí, muchos rusos piensan que es más probable que busque cabezas de turco entre los funcionaros locales y de bajo rango.

De esta manera, dicen los analistas políticos, puede satisfacer a las peticiones de la población de que haya castigos, pero minimizar el fracaso político.

Sochi ha pasado por un lavado de cara que ha llevado a la localidad turística de la época soviética querida por Josef Stalin al siglo XXI.

Elegantes hoteles de cristal y acero en la ribera del mar Negro se imponen sobre el renovado puerto en el centro de Sochi, donde enormes cruceros llevan atracados desde el inicio de los Juegos el 7 de febrero.

Pero un poco más allá, la ciudad está salpicada de esqueletos de bloques de apartamentos sin terminar y grúas paradas, mientras que a lo largo de la vía del tren hay numerosos edificios abandonados.   Continuación...