Intel no abrirá una nueva fábrica de chips anunciada por Obama

martes 14 de enero de 2014 21:54 CET
 

SAN FRANCISCO, 14 ene (Reuters) - Intel, afectada por la caída en las ventas de ordenadores personales, ha aplazado la apertura de una importante fábrica de chips que el presidente Barack Obama presentó una vez como ejemplo del potencial de fabricación de Estados Unidos.

La instalación "Fab 42" construida en Chandler, en el estado de Arizona, se presentó originalmente como un proyecto de 5.000 millones de dólares (más de 3.650 millones de euros) que a finales de 2013 empezaría a producir los chips más avanzados de Intel, seguirá cerrada en un futuro próximo mientras otras fábricas en el mismo lugar se actualizan, dijo el portavoz de Intel Chuck Mulloy.

La decisión de Intel de no abrir la planta de chips fue publicada por primera vez por el Arizona Republic el martes.

"La nueva construcción va a quedar vacía por ahora y se destinará a tecnologías del futuro", dijo Mulloy a Reuters.

A pesar de no abrir la nueva fábrica, Intel ha superado el objetivo de contratar a más de 1.000 trabajadores desde que comenzara la construcción en 2011, dijo Mulloy. Intel recibió beneficios fiscales estatales por esas contrataciones.

En su campaña para la reelección en 2012, Obama hizo una parada en el lugar donde se construía la factoría, donde pidió incentivos gubernamentales para traer de vuelta a Estados Unidos la fabricación que se había ido a Asia en los últimos años.

Intel es el fabricante de chips más importante del mundo pero fue sorprendido con la guardia baja por teléfonos avanzados y tabletas, una revolución informática que ha recortado la demanda de ordenadores, el principal negocio de la firma.

Los envíos mundiales de ordenadores cayeron un 10 por ciento en 2013, la peor desde que la firma de investigación de mercados Gartner comenzó a registrar estos productos. (Información de Noel Randewich; Traducción de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)