10 de enero de 2014 / 10:40 / hace 4 años

Los socios de coalición alemanes chocan por la conciliación familiar

Por Stephen Brown

BERLÍN, 10 ene (Reuters) - La nueva ministra alemana de Familia, la socialdemócrata Manuela Schwesig, ha indignado a la canciller conservadora Angela Merkel con una propuesta para reducir la semana laboral para los padres de niños pequeños a 32 horas mientras les garantiza el mismo sueldo.

“Siempre ha sido difícil conciliar la vida familiar y laboral, pero debemos hacerlo más fácil para las familias en Alemania”, dijo el viernes la ministra del SPD a una televisión germana. “Los padres no deberían estar en desventaja en el trabajo y los políticos tienen que abrir el camino”, dijo.

La ministra quiere que la definición legal de trabajo a tiempo completo para madres y padres de niños menores de tres años baje de 40 horas semanales, manteniendo el mismo salario que si trabajasen ocho horas diarias cinco días de la semana.

Pero políticos cristianodemócratas de la CDU, la formación de Merkel que creó un Gobierno de “gran coalición” con el SPD el pasado mes, dijeron que la propuesta era una locura y que sería una carga para los contribuyentes y la economía.

“Me gustaría saber de dónde vendrá el dinero”, preguntó el político de la CDU Michael Fuchs.

Joachim Pfeiffer, portavoz conservador de economía en el Bundestag, dijo que la vida laboral y familiar debería ser más compatible, pero forzar a las empresas a pagar todo el salario a tiempo completo por jornadas reducidas “sería un ataque a la competitividad de la economía alemana”.

La industria ya está preocupada por los planes del Gobierno de introducir un salario mínimo, restringir los contratos temporales y rebajar la edad de jubilación de ciertas categorías de trabajadores.

Los principales políticos del SPD han dado ejemplo a la hora de pasar tiempo con sus familias.

El líder del partido Sigmar Gabriel rechazó enfrentarse a Merkel en las elecciones del pasado año alegando que necesitaba pasar más tiempo con su hija Marie. Ahora vicecanciller y ministro de Economía, sigue apegado a su costumbre de tomarse libres las tardes de los miércoles para recoger a Marie de la guardería.

Joerg Asmussen abandonó su empleo de alto perfil en Fráncfort en el consejo del Banco Central Europeo para pasar más tiempo con su familia en Berlín, con un puesto menos destacado en el Ministerio de Empleo, dirigido por el SPD.

Schwesig, que pasa las tardes de los miércoles con su hijo pero que tuvo que posponer la cita esta semana al jueves, dijo que su propuesta “beneficiará a la economía si hay más gente trabajando, especialmente mujeres bien educadas, porque sienten que el trabajo y la familia son compatibles”.

Los miembros de la formación de Merkel también han apuntado a su intención de reservar tiempo para sus familias.

La ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, tiene siete hijos y ha dicho que quiere “viajar a casa” ocasionalmente, aunque la ambiciosa política de la CDU ya ha sacado tiempo para visitar las tropas en Afganistán y comenzar a perfilarse como una posible sucesora de Merkel.

El exjefe de personal de la canciller Ronald Pofalla ha recibido críticas por haber mencionado motivos familiares en su renuncia. (Información de Stephen Brown.Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below