Shirai del BOJ dice que la meta de inflación podría tardar más de 2 años

jueves 9 de enero de 2014 07:17 CET
 

Por Stanley White

TOKIO, 9 ene (Reuters) - El miembro del consejo del Banco de Japón Sayuri Shirai dijo que podría ser deseable que alcanzar la meta de inflación del banco central tarde más de dos años si la carga sobre los hogares y el sector empresarial resulta ser excesiva, según el texto de un discurso difundido el jueves.

Shirai también dijo que hay mucha incertidumbre sobre el marco temporal para lograr la meta de inflación del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) de un 2 por ciento y que el banco central aún tiene que anclar las expectativas de inflación en torno a ese porcentaje, según dice el texto.

Existe una división en el consejo del BOJ debido a que Shirai y otros dos miembros se han opuesto al plazo del banco central respecto a la meta de precios, lo que refuerza la preocupación de que no sea realista y podría complicar la política monetaria en el futuro.

"Podrían haber instancias en las que sería adecuado conducir la flexibilización monetaria orientada a alcanzar (el objetivo) de un 2 por ciento a un ritmo más lento que en unos dos años - en el caso de que parezca que el ritmo de la inflación esté creando una carga excesiva para las familias y empresas", dijo Shirai en el texto del discurso.

Si surgen riesgos a la baja para la economía y los precios, el BOJ no debería dudar en flexibilizar la política aún más, dijo, de acuerdo con el texto de un discurso pronunciado el martes en Singapur.

El BOJ pretende alcanzar su objetivo de estabilidad de precios en el 2 por ciento a la mayor brevedad posible, con un horizonte temporal de dos años como punto de referencia, para poner fin a 15 años de deflación.

Las dudas sobre el objetivo han persistido desde que el BOJ lo presentó hace aproximadamente un año con una gran expansión de su flexibilización monetaria mediante fuertes compras de deuda pública. (Información de Stanley White. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)