7 de enero de 2014 / 17:29 / en 4 años

China suspende la prohibición sobre las consolas tras más de una década

Por Paul Carsten

PEKIN, 7 ene (Reuters) - China suspendió temporalmente una prohibición de 14 años sobre la venta de consolas de videojuegos, abriendo el camino para que empresas como Sony, Microsoft y Nintendo entren en el tercer mercado mundial de videojuegos por número ingresos.

Los ingresos por videojuegos en China crecieron en más de un tercio en 2012, a casi 14.000 millones de dólares el año pasado, pero los fabricantes de consolas podrían afrontar una ardua batalla por la participación en el mercado en un país donde toda una generación creció sin PlayStation, Xbox o Wii y los juegos gratis para ordenadores y móviles son la pauta dominante.

La ausencia de consolas dejó a los juegos para ordenador con casi dos tercios del mercado, según información divulgada en la convención anual de la industria de juegos en China en diciembre.

“Si Sony y Microsoft quieren expandirse en China necesitan pensar en cambiar su modelo de negocios”, dijo Roger Sheng, director de investigación de la firma de investigación de tecnología Gartner.

China prohibió las consolas para juegos en 2000, argumentando efectos adversos para la salud mental de sus jóvenes.

La suspensión de la prohibición permite a “empresas de inversión extranjera” fabricar consolas dentro de la zona de libre comercio de Shanghái y venderlas en China después de la inspección de los departamentos culturales, dijo el Gobierno en un comunicado publicado en su sitio de Internet el lunes.

El comunicado no ofreció otros detalles y responsables oficiales no estaban disponibles para aclarar el fallo, o explicar cuánto tiempo estará en vigor la suspensión.

El sector de videojuegos se ha visto afectado globalmente por la proliferación de juegos gratuitos en móviles y ordenadores, así como en redes sociales. En China, los videojuegos más populares son con frecuencia gratuitos, y los jugadores sólo pagan cuando quieren adquirir armas o vidas extra.

Para los fabricantes de consolas que buscan expandirse en China, los precios podrían ser un problema. Más del 70 por ciento de los jugadores chinos ganan menos de 4.000 yuanes (465 euros) al mes, según la agencia de corretaje CLSA, con sede en Hong Kong.

La nueva Xbox One se vende a casi 500 dólares en Estados Unidos, mientras que la PlayStation 4 de Sony cuesta unos 400 dólares. Los juegos nuevos para cada consola tienen un precio de unos 60 dólares.

“Comprar un juego a 200 o 300 yuanes es imposible o inimaginable para un jugador normal como yo”, dijo Yang Anqi, un estudiante de 23 años de la Universidad Renmin de Pekín, quien juega con videojuegos desde hace más de una década.

A diferencia de sus homólogos internacionales, las consolas disponibles en China son modificadas para usar juegos piratas, que se venden por aproximadamente 1 dólar o pueden descargarse en un disco.

Las consolas se han fabricado en China para exportación durante años, y Foxconn, el nombre comercial de Hon Hai Precision Industry Co, produce los dispositivos para Sony, Nintendo y Microsoft. (Información adicional de Sophie Knight y Reiji Murai en Tokio, traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below