España toma parte activa en contencioso entre Sacyr y Panamá

viernes 3 de enero de 2014 13:19 CET
 

MADRID, 3 ene (Reuters) - El Gobierno español ha activado la vía diplomática para impulsar una resolución amistosa al pulso que mantiene el consorcio liderado por la constructora Sacyr con las autoridades panameñas sobre las obras de ampliación del Canal.

En declaraciones a la radio pública RNE, el embajador de España en Panamá dijo que lo que el Ejecutivo busca ahora es favorecer un clima de diálogo que termine en acuerdo y evitar un fuerte daño reputacional para todas las partes.

"Estamos intentando que se vuelvan a sentar a dialogar y ver en qué medida se puede llegar a un acuerdo y hacerles entender a todas las partes que con la resolución del contrato perdemos todos", dijo Jesús Silva.

Este añadió que el Ejecutivo español estudia que la ministra de Fomento, Ana Pastor, visite próximamente el país centroamericano, al que también viajará el presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

El jueves, el presidente panameño Ricardo Martinelli anunció que viajará a Italia y España para que los gobiernos de esos países tomen cartas en el asunto, después de que en la víspera el consorcio amenazase con parar las obras por la falta de liquidez en un proyecto con sobrecostes que calculan en 1.600 millones de dólares.

"Cualquier solución de ruptura va a costar mucho más dinero y mucho más tiempo de lo que costaría llegar a un acuerdo sobre un sobrecosto que, en todo caso, supondrá una pérdida para el consorcio, pero una pérdida que puede se asumible", dijo el embajador español a RNE.

Sacyr y su consorcio, formado también la italiana Salini Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña Constructora Urbana, se muestra abierto a negociar.

Según figura en las últimas cuentas anuales de Sacyr, el consorcio Grupo Unidos por el Canal contabilizó como ingresos unos sobrecostes que en 2012 eran de 666 millones de dólares por el grado de avance de avance de la obra y porque esperaba una resolución satisfactoria en las reclamaciones.

Sin embargo, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha rechazado en todo momento los sobrecostes planteados y asegura que la obra de ampliación se llevará a término de un modo u otro.

El administrador del Canal, Jorge Quijano, dijo el jueves a periodistas que desde noviembre la ACP ha estado en contacto con la aseguradora Zurich American Insurance Company, con quien tiene disponibles unos 600 millones de dólares en fianzas que podría utilizar para la ejecución del proyecto.

A las 1310, las acciones de Sacyr se desplomaban un 6 por ciento el jueves, perdiendo cerca de 300 millones de capitalización bursátil en los dos últimos días. (Información de Jose Elías Rodríguez, editado por Andrés González)