La deuda de los ayuntamientos chinos es de casi tres billones de dlrs

lunes 30 de diciembre de 2013 19:40 CET
 

PEKÍN, 30 dic (Reuters) - Los gobiernos locales en China acumulan una deuda total de casi 3 billones de dólares, una carga inferior a los pronósticos más pesimistas pero que muestra que el estrés fiscal es una crucial fuente de riesgo.

Según un informe de la Oficina Nacional de Auditorías, los gobiernos locales tenían deudas totales pendientes por 17.900 billones de yuanes (2,95 billones de dólares) a finales de junio.

La cifra incluye pasivos contingentes y garantías de deuda.

Es la primera vez que China informa de la deuda total desde 2010, la última vez que fue realizada una profunda auditoría de las finanzas estatales.

La cifra notificada el lunes es un 67 por ciento superior a la deuda de 10,7 billones de yuanes acumulada por los gobiernos locales hace tres años.

Considerando la deuda que es propiedad del gobierno central, la deuda total del Gobierno de China equivale a un 58 por ciento de su economía de 8,5 billones de dólares (unos 6,18 billones de euros).

La montaña de deuda de los gobiernos locales chinos es una de las mayores amenazas para la segunda economía del mundo, ya que buena parte del dinero fue para obras de infraestructura no lucrativas y los inversores temen que una porción sustancial de los préstamos no puedan ser repagados.

La perspectiva de una suspensión de pagos ha elevado los temores de que puedan cargar a los bancos chinos con un peso de deuda tóxica que finalmente desestabilice al sistema financiero del país.

"Aunque la deuda total del Gobierno chino sigue estando por de bajo para los estándares de la OCDE, el ritmo de aumento de todas formas es alarmante", dijeron en una nota los economistas Liu Li-Gang y Zhou Hao de la firma ANZ.

"El resultado de la auditoría de la deuda nacional podría indicar que la deuda de los gobiernos locales de China casi se duplicado en dos años y medios", sostuvo. (Información del equipo económico de China; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)