China aspiraría a crecimiento de 7,5% en 2014 gracias a exportaciones

martes 24 de diciembre de 2013 13:54 CET
 

Por Kevin Yao

PEKÍN, 24 dic (Reuters) - China continuará previsiblemente con un objetivo de crecimiento de un 7,5 por ciento para 2014, el mismo de este año, mientras sus líderes mantienen el equilibrio entre la necesidad de sostener la economía estable e impulsar reformas estructurales, dijeron fuentes de centros de estudios gubernamentales.

El crecimiento chino se apoyará en un sólida recuperación de las exportaciones gracias a una mayor demanda de las economías desarrolladas, dijo el centro de estudios del Ministerio de Comercio.

El objetivo de crecimiento para 2014 fue respaldado en una conferencia económica anual celebrada a principios de mes, en la que importantes líderes se comprometieron a mantener la estabilidad de las políticas y un crecimiento económico razonable en un encuentro a puerta cerrada.

Antes de la reunión del 10 al 13 de diciembre, algunos centros de estudios, incluidos el Centro Estatal de Información y la Academia China de Ciencias Sociales, habían propuesto rebajar el objetivo de crecimiento a un 7 por ciento para dar margen a más reformas y desalentar la presión sobre los gobiernos locales para que impulsen el crecimiento.

Los líderes chinos creen que seguir con un objetivo de un 7,5 por ciento mantendrá un crecimiento que creará empleo, a la vez que da margen para las reformas, dijeron economistas de Gobierno con conocimiento de las discusiones sobre planificación.

"Los dos sectores que propusieron objetivos de crecimiento - de un 7 por ciento y 7,5 por ciento-, presentaron sus argumentos. Sin embargo, el Gobierno prefiere el 7,5 por ciento", dijo un economista del Centro de Información Estatal, quien pidió que no se mencionará su nombre por la sensibilidad sobre el asunto.

Los objetivos económicos clave para 2014 serán anunciados en un encuentro parlamentario en marzo.

La segunda mayor economía del mundo habría crecido cerca de un 7,6 a un 7,7 por ciento en 2013, según la mayoría de las previsiones, muy cerca de la meta del 7,5 por ciento del Gobierno, pero aún así está en su nivel más bajo desde la crisis financiera asiática de 1997-1998.

El Gobierno podría mantener además la meta de inflación de este año, de un 3,5 por ciento, para 2014, pero economistas han advertido que las presiones sobre los precios pueden aumentar con la liberalización de precios de la energía. La inflación anual para este año se espera en un 2,6 a un 2,7 por ciento, por debajo del objetivo.

Economista consultados dijeron que ante las señales de recuperación en las economías desarrolladas hay más confianza del Gobierno en los objetivos de crecimiento. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Blanca Rodríguez)