China relajará la política del hijo único a principios de 2014

martes 24 de diciembre de 2013 13:16 CET
 

PEKIN, 24 dic (Reuters) - China dará a conocer a comienzos del año próximo los cambios anunciados recientemente en su estricta política del hijo único, los cuales permitirán que más padres tengan un segundo descendiente, dijeron medios estatales.

Se espera que la modificación entre en vigor en algunas áreas del país en el primer trimestre de 2014, dijo Yang Wenzhuang, director de la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar que fue citado por la agencia de noticias Xinhua.

Pekín dijo el mes pasado que permitiría que millones de familias tengan dos hijos, en la flexibilización más radical de su estricta política del hijo único en casi tres décadas.

La medida es parte de un plan para elevar las tasas de fertilidad y aliviar la carga financiera sobre la población china, que está envejeciendo a un ritmo acelerado.

Las autoridades están en proceso de calcular la cantidad de parejas que podrán participar del programa, dijo Yang.

El Parlamento chino o Congreso Nacional del Pueblo, que suele autorizar sin cuestionamientos las decisiones del Gobierno, aprobaría formalmente la nueva política esta semana.

Un alto cargo señaló el mes pasado que China finalmente retirará todas las limitaciones en torno a la planificación familiar, pero añadió que probablemente eso no sucederá en el corto plazo.

Xinhua indicó que miembros del Parlamento debatirán el martes sobre el alivio en la normativa, y agregó que era importante que el país continuará reforzando la planificación familiar y el castigo a quienes violan las reglas.

"China aún tiene una población enorme. Esto no ha cambiado. Muchos de nuestros problemas económicos y sociales están enraizados en esta realidad", dijo el parlamentario Jiang Fan citado por Xinhua.

"No podríamos arriesgarnos a permitir que la población crezca fuera de control", agregó.

El gigante asiático, con casi 1.400 millones de habitantes, es el país más poblado del mundo. El Gobierno chino señala que la política de limitar las familias a un único hijo -medida que cubre al 63 por ciento de la población- ha evitado 400 millones de nacimientos desde 1980. (Información de Adam Jourdan; Información adicional de Ben Blanchard. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)