El primer ministro italiano promete un pacto de reformas para enero

lunes 23 de diciembre de 2013 16:38 CET
 

ROMA, 23 dic (Reuters) - El primer ministro italiano, Enrico Letta, prometió el lunes incluir una reforma de la criticada ley electoral y recortes de impuestos y de la burocracia en un nuevo pacto de la coalición que se negociará en enero.

Letta, de 47 años, dijo que 2014 será un año en el que una nueva generación de líderes podrán comenzar reformas para alejar a Italia de dos décadas de estancamiento.

"He sido parte de este cambio y siento el peso de la responsabilidad. Esta generación tendrá la oportunidad de cambiar Italia y estoy convencido de que lo puede hacer", afirmó Letta.

El primer ministro rechazó las insinuaciones de que su autoridad podría verse socavada por la elección de Matteo Renzi como líder del Partido Democrático (PD) de centroizquierda, diciendo que la llegada del político de 38 años era parte de un cambio generacional "sin precedentes" en la política italiana.

Los comentarios de Letta se dieron poco antes de que el Senado completara la aprobación del presupuesto de 2014 tras su paso por la Cámara baja el viernes.

Letta dijo que se negociará un nuevo pacto para su coalición de Gobierno en enero que abordará una serie de temas desde el recorte de impuestos que frena a las compañías a la hora de contratar personal a flexibilizar las leyes para ciudadanía de hijos de inmigrantes.

La reforma de la actual ley electoral y del sistema parlamentario que hace difícil que un partido gane una mayoría en el Gobierno se pondrá en práctica antes de las elecciones parlamentarias europeas en mayo, explicó Letta.

La coalición de Letta, formada por el PD y un pequeño grupo de centroizquierda encabezado por el ministro del Interior Angelino Alfano, prometió continuar con las reformas para impulsar el crecimiento en 2014 y dice que está más unida tras desvincularse de Silvio Berlusconi, quien abandonó el Gobierno el mes pasado.

Sin embargo, datos divulgados el lunes, que mostraron una caída en la confianza del consumidor para diciembre, subrayaron la profunda crisis que vive el país mientras intenta superar los problemas que recortaron el crecimiento económico en más de un 9 por ciento desde el 2007.

La elección de Renzi, el alcalde de Florencia que no ha ocultado su deseo de convertirse en el próximo primer ministro, añadió un nuevo elemento de incertidumbre a la situación.

Reformar las leyes de ciudadanía para facilitar que los niños de inmigrantes pueden acceder a la nacionalidad italiana, una medida a la que se opone con firmeza la oposición, será particularmente complicado pero Letta dijo que un cambio enviará una importante señal. (Información de James Mackenzie y Steve Scherer, Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)