Hollande dice que Francia necesita recortar los costes laborales

viernes 20 de diciembre de 2013 13:42 CET
 

* Costes laborales altos se consideran un peso sobre la competitividad

* Diario dice Gobierno francés está estudiando nuevas medidas

BRUSELAS, 20 dic (Reuters) - El presidente François Hollande dijo el viernes que Francia necesita recortar los elevados costes laborales del país para reducir el alto desempleo que desde hace tiempo afecta a la segunda mayor economía de la zona euro.

Las declaraciones del mandatario francés se produjeron después de que un diario informara de que el Gobierno de París estaba evaluando posibles medidas para reducir los costes laborales, vistos por economistas como una de las principales razones por las que Francia ha perdido competitividad a nivel internacional en los últimos años.

Si bien no está claro si Hollande tiene alguna nueva medida en mente, el periódico económico Les Echos señaló que su Gobierno había pedido a un comité de expertos que investigue opciones para reducir los costes laborales.

El líder socialista está teniendo problemas para cumplir con una promesa de lograr una tendencia a la baja en el desempleo para fin de año, en medio de un débil crecimiento económico.

La agencia oficial de estadísticas INSEE pronosticó el jueves que la desocupación, que se mantuvo en el 10,9 por ciento en el tercer trimestre, se estaba estabilizando antes de probablemente aumentar al 11,0 por ciento a mediados de 2014.

"Incluso si el INSEE habla de una estabilización, yo confirmo que se está haciendo todo para llevar el desempleo a la baja", dijo Hollande en una conferencia de prensa en Bruselas, donde está participando en una cumbre de la Unión Europea (UE).

El presidente galo está apelando a un esquema de contratación laboral patrocinado por el Estado para reducir la desocupación, aunque muchos economistas dicen que ese tipo de medidas sólo tendrá un impacto temporal.

Hollande indicó que para que el desempleo siga cayendo en el tiempo, Francia necesita "una política estructural para aliviar los costes laborales y mejorar el entrenamiento profesional".

El Gobierno de París ha introducido un esquema de crédito fiscal que apunta a reducir la cuenta salarial de las empresas en 20.000 millones de euros por año, y los empleadores y los sindicatos firmaron este mes un acuerdo para reformar el costoso e ineficiente sistema de entrenamiento laboral. (Información de Emmanuel Jarry; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)