Francia aumenta el poder del Gobierno sobre Internet y las llamadas

jueves 19 de diciembre de 2013 20:16 CET
 

PARÍS, 19 dic (Reuters) - El Gobierno francés ha aumentado las competencias para controlar los datos telefónicos y de conexión a Internet sin aprobación judicial después de que un intento de última hora de la oposición de bloquear la medida no consiguiera los apoyos suficientes.

El boletín oficial francés publicó el jueves una ley de presupuesto militar que concede poderes de vigilancia a más agencias, como a las autoridades fiscales y financieras, aumenta los motivos para hacer seguimientos y priva a los jueces de la competencia de revisar las peticiones de vigilancia.

La ley propuesta había sido criticada por Google Y Microsoft, operadores de telecomunicaciones como Orange y grupos defensores de Internet, que argumentaban que es demasiado amplia y viola la privacidad de los ciudadanos.

Los diputados del Grupo Ecologista trataron de aliarse con el Frente de Izquierda y un grupo disidente en el conservador UMP para forzar una revisión del principal regulador constitucional, pero no consiguieron sumar el apoyo de 60 senadores o 60 diputados para iniciar el procedimiento.

"A pesar de la acción de los ciudadanos y de la implicación de 48 parlamentarios, el llamamiento al Consejo Constitucional no salió adelante por disputas políticas", dijo en un comunicado el grupo Reconocimiento Digital.

Los diputados ecologistas Barbara Pompili y François de Rugy atribuyeron el fracaso a la negativa de los parlamentarios de la UMP de aliarse con otros de los Verdes y de la izquierda.

La UMP es el principal partido de la oposición de los socialistas, que actualmente ocupan el poder y apoyan la nueva política de vigilancia.

Según el artículo 13 de la nueva ley, las agencias gubernamentales podrán pedir datos de conexión a los operadores de telecomunicaciones y compañías de Internet transmitidos en tiempo real, como la localización de teléfonos móviles.

La justificación para poder tomar estas decisiones se ha expandido para incluir no solo la seguridad nacional y el antiterrorismo sino también para proteger "el potencial científico y económico de Francia" y "combatir la criminalidad".

El Gobierno de François Hollande argumenta que el artículo era necesario para aclarar un vacío legal gris y garantizar una mayor protección de los derechos civiles. (Información de Gwenaelle Barzic; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)