Yanukovich, reforzado por un acuerdo petrolero con Rusia, pide préstamos

martes 17 de diciembre de 2013 15:28 CET
 

Por Gleb Gorodyankin y Darya Korsunskaya

MOSCÚ, 17 dic (Reuters) - Rusia ha acordado reanudar el suministro de petróleo a una refinería en Ucrania, dijeron operadores, en una señal de que Moscú está dispuesto a recompensar al presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, por dar marcha atrás a la hora de firmar un acuerdo comercial con Europa en favor de reforzar los lazos con la antigua potencia soviética.

La reanudación a partir de enero del flujo de petróleo a la refinería ucraniana de Odesa después de un parón de tres años refuerza la esperanza de Yanukovich de conseguir nuevos préstamos por parte de Rusia en unas negociaciones que comenzaron el martes en el Kremlin.

El presidente ucraniano espera obtener un descuento de las vitales provisiones de gas ruso debido a que las dificultades financieras de Ucrania podrían perjudicar los suministros de combustible este invierno, aunque ello podría desatar nuevas protestas antioccidentales en la capital ucraniana, Kiev, cubierta por la nieve.

Su homólogo ruso, Vladimir Putin, tenía un aspecto confiado y relajado antes del inicio del encuentro, sentado cómodamente en una silla en un lujoso salón del Kremlin, mientras Yanukovich permanecía rígido junto a él delante de las banderas de los dos países.

En unas breves palabras ante los medios, el presidente ucraniano dijo que espera conseguir un acuerdo en una disputa sobre el gas "mutuamente beneficioso".

Ucrania está al borde de una crisis financiera, y en medio de las potencias occidentales, deseosa de acercar al país a las fronteras de la Unión Europea, y de Moscú, que acusa a Occidente de volver en su contra a las antiguas repúblicas soviéticas.

Yanukovich está tratando de obtener el mejor acuerdo para un país de 46 millones de habitantes, pero se enfrenta a peticiones de dimisión.

"Yanukovich no tiene nada que hacer en Moscú. No le pedimos que fuera ahí y vendiera Ucrania", dijo Maria Sirenko, una ama de casa de 40 años que estaba entre los alrededor de 2.000 manifestantes congregados en el centro de Kiev antes de una nueva protesta.   Continuación...