Un juez de EEUU falla que la vigilancia telefónica probablemente es ilegal

martes 17 de diciembre de 2013 07:52 CET
 

Por David Ingram

WASHINGTON, 17 dic (Reuters) - La recopilación de grabaciones telefónicas de estadounidenses hecha por Washington probablemente es ilegal, dictaminó el lunes un juez, que ordenó la suspensión de la recogida de datos de dos clientes de compañías de comunicaciones que demandaron al Gobierno del presidente Barack Obama.

El magistrado estadounidense de Washington Richard Leon indicó que el programa gubernamental probablemente viola el derecho de los ciudadanos del país a quedar libres de inspecciones no razonables.

"No puedo imaginar una invasión más indiscriminada y arbitraria que esta recopilación y retención de datos personales sistemática y de alta tecnología contra casi todos los ciudadanos", sostuvo Leon, citando un precedente anterior del tribunal.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos revisaba el dictamen. "Creemos que el programa es constitucional como han dicho otros jueces", dijo el portavoz del departamento Andrew Ames en un comunicado.

Leon suspendió su acusación contra el programa "a la luz de los importantes intereses de seguridad nacional en juego en este caso y la novedad de los asuntos constitucionales" pendientes de una posible apelación de parte del Gobierno.

El juez ordenó al Gobierno detener la recopilación de datos de dos clientes de Verizon Communications que presentaron acciones legales: Larry Klayman, un abogado que fundó la organización de interés público Freedom Watch y Charles Strange, descrito en documentos del tribunal como un técnico en codificación de la NSA que murió en Afganistán en 2011.

Verizon, cuya participación en el programa fue la primera en ser revelada, no quiso comentar el dictamen.

El periódico británico The Guardian informó en junio de que un tribunal de vigilancia estadounidense aprobó en secreto la recopilación de millones de registros telefónicos diarios en bruto, como la duración de llamadas y los números marcados.

Los datos recogidos no incluyen conversaciones, dijeron responsables estadounidenses.

Los detalles del programa fueron revelados después de que el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden, los filtrara a los medios. (Información adicional de Alina Selyukh; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)