16 de diciembre de 2013 / 19:28 / en 4 años

Detenidas 21 personas en Francia por un presunto fraude de carne de caballo

MARSELLA, Francia, 16 dic (Reuters) - La policía francesa arrestó a 21 personas en una operación contra la industria de carne de caballo en el sur del país, como sospechosas de caballos utilizados para el desarrollo de medicinas fueron vendidos fraudulentamente para comida, dijeron policías y responsables del sector.

El fiscal de Marsella Brice Robin dijo que unos 200 caballos no aptos para consumo humano recibieron certificados veterinarios falsos y sacrificados como carne por una red organizada con sede en la ciudad de Narbona, también en el sur del país, y en la que también había ganaderos, veterinarios y carniceros implicados.

"No hay ninguna prueba en absoluto de que estos animales fueran tóxicos o supusieran una amenaza para la salud pública", declaró en una rueda de prensa.

Un portavoz de la farmacéutica Sanofi dijo que algunos de los caballos habían sido para incubar anticuerpos para fabricar sueros para casos como la rabia o mordeduras de serpientes, y que aunque tenían buena salud, fueron certificados como no aptos para consumo humano.

El portavoz de la división de vacunas de Sanofi Pasteur Alain Bernal dijo que la empresa estaba cooperando con los investigadores, pero que no sabía cuándo comenzó el fraude.

"Los caballos son una factoría de anticuerpos", dijo.

Los caballos eran vendidos a comerciantes sospechosos de falsificar los documentos veterinarios o de utilizar a veterinarios cómplices para emitir certificados falsos para que pudieran ser empleados en la cadena alimentaria.

Un comunicado de la gendarmería paramilitar dijo que unos 100 efectivos, junto con inspectores de la brigada nacional de veterinaria habían participado en redadas que se llevaron a cabo en 11 distritos.

Los controles también se realizaron en la provincia de Girona, en España, ya que parte de la carne sospechosa se exportó desde allí, dijo el fiscal.

El ministro galo encargado de Economía Social y Solidaria y Consumo, Benoît Hamon, dijo que la operación nació de la intensificación de la supervisión de la industria después de que una empresa francesa dedicada a procesar carne estuvo en el centro de un escándalo europeo a principios de año con platos precocinados mal etiquetados que contenían carne de caballo en lugar de vaca.

El escándalo, que estalló en enero cuando se encontró ADN de caballo en hamburguesas congeladas que se vendían en supermercados de Irlanda y Reino Unido, implicó a comerciantes y mataderos desde Rumanía a Holanda.

La carne de caballo ha perdido poco a poco el favor de los consumidores franceses pero sigue vendiéndose en carnicerías especializadas.

El responsable de la asociación nacional de carniceros especializados en este producto, Eric Vigoureux, dijo que no debía responsabilizarse a toda la industria por el comportamiento de unos pocos comerciantes deshonestos. (Información de Jean-Francois Rosnoblet, Gerard Bon y Natalie Huet; Escrito por Paul Taylor; Traducción de Teresa Medrano y Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below