La justicia argentina impide a Gas Natural Fenosa proveer de GNL al país

miércoles 16 de octubre de 2013 21:09 CEST
 

BUENOS AIRES, 16 oct (Reuters) - La justicia argentina prohibió temporalmente a la firma española Gas Natural Fenosa (GNF) vender gas natural licuado al país, del que es el principal proveedor, dijo el miércoles una organización de consumidores, obstaculizando compras clave para una nación que sufre un fuerte déficit energético.

La medida cautelar impedirá a la empresa participar en un concurso privado organizado por la petrolera estatal argentina YPF para adquirir 100 cargamentos del combustible por unos 4.500 millones de dólares para entrega en 2014 y 2015.

"Es poco transparente y poco serio (...) Hay un conflicto muy serio de intereses entre YPF y Gas Natural Fenosa. Consideramos que eso viola la ley de Defensa del Consumidor y la ley de Defensa de la Competencia de nuestro país", señaló Fernando Blanco Muiño, presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, la ONG que presentó la demanda.

La decisión de la justicia argentina obedece principalmente a que la española Repsol posee un 30 por ciento en GNF a la vez que tiene una participación del 11,89 por ciento en YPF, que controlaba hasta que el año pasado cuando el Estado nacionalizó la compañía.

La medida cautelar de la justicia argentina estará en vigor hasta que haya una sentencia definitiva respecto de la denuncia de la ONG.

YPF compra el GNL en representación de la petrolera estatal argentina Enarsa.

Blanco Muiño dijo además que la presentación judicial también incluye una demanda contra YPF, Enarsa y el Estado argentino por llevar adelante concursos privados para la compra de GNL en vez de licitaciones públicas internacionales.

"Acá no hay licitaciones. Hay un concurso privado por invitación. Es poco transparente y poco serio", dijo.

Las importaciones de combustibles de Argentina aumentaron un 31,9 por ciento en agosto del 2013 respecto del mismo mes del año pasado, lideradas por las compras de gas natural licuado, y totalizaron 942 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Energía.

Las importaciones de combustibles vienen creciendo en Argentina debido a la persistente caída de la producción local de hidrocarburos y al aumento de la demanda, especialmente en el caso del gas, que tiene una significativa participación en la matriz energética del país sudamericano. (Información de Nicolás Misculin y Alejandro Lifschitz; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)