JPMorgan pagará 100 mln dlr en última multa por "Ballena de Londres"

miércoles 16 de octubre de 2013 20:58 CEST
 

Por Aruna Viswanatha

WASHINGTON, 16 oct (Reuters) - El caso "Ballena de Londres" es un regalo que sigue dando frutos para los reguladores.

JPMorgan Chase & Co ha aceptado realizar un nuevo desembolso en la última de una serie de multas por transacciones desastrosas y admitir malas prácticas, esta vez en un acuerdo extrajudicial con la Comisión de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés).

El banco accedió a pagar 100 millones de dólares (unos 74 millones de euros) y a reconocer que sus operadores actuaron de forma negligente, dijo la CFTC. Al prestamista se le ordenó enviar los fondos a cuentas de la división de ejecución de leyes del regulador.

El acuerdo llega un mes después de que JPMorgan pagara 920 millones de dólares a otros cuatro reguladores británicos y estadounidenses para cerrar unas investigaciones sobre pérdidas de operaciones con derivados por 6.200 millones de dólares que implicaron al jefe de inversión del banco.

El episodio ha resultado ser un ejemplo de lo que casi cada regulador que trata con el banco querría investigar y recaudar sanciones.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, incluso después de presentar cargos penales contra dos operadores de JPMorgan que supuestamente ayudaron a ocultar las pérdidas por derivados, todavía está realizando una investigación para determinar si tomará medidas contra el banco.

"Estamos complacidos de poder dejar atrás otro aspecto del caso con la resolución de la investigación de la CFTC", dijo el portavoz de JPMorgan Joseph Evangelisti.

El acuerdo con la CFTC fue revelado en momentos en que JPMorgan continúa lidiando con reguladores y autoridades estadounidenses en otros frentes financieros.

El viernes, el banco anunció que había separado una suma de hasta 23.000 millones de dólares en reservas para pagar por todos los posibles litigios y multas que deban encarar en el futuro. (Información de Aruna Viswanatha, Emily Stephenson y David Henry; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)