16 de octubre de 2013 / 12:11 / en 4 años

El líder opositor ruso Navalny promete resistencia tras quedar en libertad

Por Gabriela Baczynska

KIROV, Rusia, 16 oct (Reuters) - El principal oponente político del presidente ruso Vladimir Putin salió libre de un tribunal ruso tras recibir una sentencia suspendida de cinco años por robo, y dijo que nunca sería “expulsado” de la vida política.

No obstante, la condena impedirá que Alexei Navalny, que se dio a conocer hace casi dos años en las mayores protestas contra los 13 años de gobierno de Putin, se presente a las elecciones durante varios años. Apelará la sentencia.

“Para mí está claro que las autoridades están tratando por todos los medios de expulsarme de la política, recurriendo a algunas restricciones y casos inventados”, dijo Navalny, de 37 años, tras abrazar a su mujer tras una tensa audiencia de tres horas.

“Una cosa está clara, no conseguirán expulsarnos a mí y a mis aliados de la vida política”, dijo Navalny, que el mes pasado logró el segundo puesto en una muestra de fuerza contra un aliado de Putin en las elecciones municipales de Moscú.

Navalny, un bloguero que ha hecho campaña online contra la corrupción en la élite rusa, ayudó a liderar una ola de protestas contra un supuesto fraude en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2011 que ganó el partido de Putin.

Fue condenado en julio por organizar el robo de 16 millones de rublos (365.000 euros) de una empresa maderera en la región de Kirov en 2009, después de un juicio que describió como la revancha de Putin por desafiar al Kremlin.

Pero de forma inesperada fue puesto en libertad al día siguiente de que miles de personas protestaran en el centro de Moscú, permitiéndole continuar con su campaña a la alcaldía.

Los analistas dicen que el Kremlin apostaba a que Navalny sufriría una humillante derrota que anularía cualquier amenaza para Putin, pero ganó el 27 por ciento de los votos y casi obligó al alcalde a una segunda vuelta.

No obstante, Putin continúa siendo de lejos el político más popular de Rusia y la intensidad de las protestas del año pasado ha decaído. La popularidad de Navalny es más limitada lejos de las grandes ciudades del oeste de Rusia, como Moscú o San Petersburgo.

Encarcelar a Navalny habría incrementado el riesgo de una nueva oleada de protestas por parte de oponentes de Putin y de activistas de derechos humanos por lo que consideran una represión de la disidencia desde que el presidente, de 61 años, empezó su tercer mandato hace seis años.

También podría haber dañado más la imagen de Putin en Occidente mientras se prepara para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero de 2014. (Información adicional de Maria Tsvetkova en Moscú. Traducido por Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below