Ibex mantiene leve baja a mediodía por incertidumbre EEUU

miércoles 16 de octubre de 2013 12:26 CEST
 

MADRID, 16 oct (Reuters) - El Ibex-35 conservaba el miércoles a media sesión el sesgo ligeramente bajista de la apertura, en un clima expectante pero de relativa calma ante el desenlace de las negociaciones para resolver la crisis fiscal de Estados Unidos a un día de la fecha límite.

La agencia Fitch Ratings advirtió anoche de que podría rebajar la nota crediticia soberana "AAA" de Estados Unidos, debido al prolongado estancamiento político en las negociaciones políticas del país y el riesgo de un 'default'.

"Seguimos a la espera de lo que suceda en Estados Unidos en las próximas horas. El mercado sigue descontando un acuerdo, a la vista del comportamiento de las bolsas, si bien ya hemos podido ver cómo alguna agencia de rating avisa sobre los riesgos actuales", dijo Renta 4 en su informe diario para clientes, refiriéndose a Fitch.

"Las otras dos grandes agencias de calificación crediticia (Moodys lo tiene en AAA y S&P en AA desde que lo bajó en agosto de 2011, en la anterior negociación sobre el techo de deuda) se podrían pronunciar en las próximas horas", añadió el broker.

En este contexto, la prima de riesgo española se relajaba ligeramente, con el diferencial entre el bono español a 10 años y su equivalente alemán en 238 puntos básicos (pb), tres menos que en las primeras operaciones del día.

A las 1210 hora local, el Ibex 35 cedía un 0,14 por ciento a 9.792,2 puntos, tras cerrar el martes en su nivel más alto desde julio de 2011, mientras que el índice paneuropeo FTSEurofirst bajaba un 0,42 por ciento.

El sector bancario, que ha registrado importantes avances en las últimas jornadas, contribuía a sostener al mercado, con alzas próximas al medio punto porcentual para los grandes Santander y BBVA.

Otras entidades de mediana capitalización como Popular , Bankinter y Sabadell caían entre el 0,5 por ciento y el 0,7 por ciento.

Los títulos de Telefónica también subían, un 0,44 por ciento, un día después de reconocer que estaba explorando diversas opciones para su filial checa, incluyendo una venta, lo que podría ayudar a la compañía a recortar su endeudamiento y a participar en otros movimientos corporativos del sector.   Continuación...