14 de octubre de 2013 / 14:57 / en 4 años

China denuncia la imputación del expresidente Hu en España por el Tíbet

PEKÍN, 14 oct (Reuters) - China denunció el lunes la decisión de la Audiencia Nacional española de imputar al expresidente chino Hu Jintao como sospechoso de genocidio dentro de una investigación sobre si su gobierno cometió abusos en el Tíbet.

La semana pasada, la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia aceptó la querella presentada por el Comité de Apoyo al Tíbet, la Fundación Casa del Tíbet y otra asociación que aseguran que Hu apoyó políticas genocidas cuando fue secretario general del Partido Comunista en la región del Himalaya, entre 1988 y 1992, y después de convertirse en jefe del Estado en 2003.

La decisión del tribunal - que dijo tener competencias para el caso porque una de las supuestas víctimas tiene nacionalidad española - podría llevar a intentar conseguir el arresto de Hu en España u otros países con los que tenga acuerdos de extradición, aunque en la práctica es muy poco probable que llegue a declarar nunca ante un juez español.

"Nos oponemos firmemente a cualquier país o persona que use este asunto para interferir en los asuntos internos de China", dijo la portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, en una rueda de prensa habitual.

Los soldados chinos tomaron control del Tíbet en 1950. Pekín sostiene que "liberó pacíficamente" la remota región montañosa que afirma estaba atrasada, hundida en la pobreza, la explotación y la parálisis económica.

El líder budista tibetano, el Dalai Lama, huyó a India en 1959 tras un fallido levantamiento contra el mandato chino. Grupos tibetanos en el exilio están haciendo campaña para el retorno del Dalai Lama y el autogobierno en la región.

Hua dijo que las organizaciones que presentaron la querella en España están intentando dañar las "extremadamente amistosas" relaciones entre los dos países.

"El propósito del grupo tibetano es extremadamente obvio y sus motivos políticos son siniestros: destruir las relaciones entre China y el país relevante y atacar al Gobierno de China", agregó la portavoz.

Hu dejó el cargo en marzo y fue sustituido por el nuevo presidente, Xi Jinping.

La política china de derechos humanos será abordada en la Revisión Periódica Universal que hará Naciones Unidas en Ginebra el 22 de octubre, cuando ONG y gobiernos tendrán la ocasión de presionar a Pekín en cuestiones que van desde la pena de muerte al tratamiento de los disidentes.

La Campaña Internacional por el Tíbet, con sede en Washington, calificó la decisión de los jueces españoles de "revolucionaria". Y dijo que las políticas de China en Tíbet han llevado a un "clima de terror" en el que la gente afronta torturas y presión para denunciar al Dalai Lama.

Más de 120 tibetanos se han inmolado en protesta por el mandato chino desde 2009, sobre todo en las provincias de mayoría tibetana de Sichuan, Gansu y Qinghai, más que en lo que Pekín llama Región Autonómica del Tíbet. La mayoría de los que se inmolan mueren. (Información de Michael Martina; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below