Alibaba pretende transformar el comercio electrónico chino

lunes 14 de octubre de 2013 10:45 CEST
 

Por Paul Carsten

HANGZHOU, China, 14 oct (Reuters) - El grupo Alibaba planea revolucionar la industria de venta al por menor china, invirtiendo 16.000 millones de dólares (unos 11.815 millones de euros) en logística y apoyo hasta 2020, que abrirá el vasto interior de China y dará acceso a cientos de millones de potenciales nuevos clientes.

Con unos 15.000 millones de dólares más o menos extra en el bolsillo de una posible salida a bolsa, Alibaba y sus socios como empresas de servicios de entrega y seguros de vida inyectarán dinero para remodelar las frágiles cadenas de suministros y crear nuevos centros de datos de grandes dimensiones para procesar grandes cantidades de información al consumidor.

Mientras Alibaba se considera un catalizador del cambio, sus planes también preparan el terreno para socavar a sus rivales minoristas aún más. Al alentar a los minoristas a ser más expertos en Internet, y construir la red para distribuir los productos a nivel nacional, Alibaba está mostrando a sus rivales físicos cómo crecer online sin depender de sus propias páginas web.

Compañías como GOME Electrical Appliances, Haier Electronics Group Co y Chow Tai Fook Jewellery Group han abrazado el comercio electrónico, y recogiendo los frutos con sus propios apartados en webs de Alibaba.

El consejero delegado Jonathan Lu dice que Alibaba espera casi triplicar el volumen de transacciones en sus mercados a tres billones de yuan para 2016, superando a Wal-Mart Stores como la mayor red minorista del mundo.

Y el mensaje a los minoristas desde la sede del grupo en Hangzhou, situado a menos de una hora en tren desde el suroeste de Shanghái, es simple: adáptate o muere.

"Las viejas compañías que no estén dispuestas a transformarse serán aplastadas por la competencia", dijo Zeng Ming, jefe de estrategia de Alibaba. "La mayor parte de minoristas tradicionales no comprenden que si no se pasan a Internet, su tiempo es limitado".

Los analistas prevén que el comercio electrónico suponga una quinta parte de las ventas minoristas totales en China en cinco años, desde sólo el 6 por ciento el año pasado. (Traducido por Emma Pinedo)