El Congreso de EEUU trabaja con urgencia para acabar la disputa fiscal

viernes 11 de octubre de 2013 17:13 CEST
 

Por Richard Cowan

WASHINGTON, 11 oct (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, seguirá presionando para una pronta reapertura del Gobierno federal y un incremento de urgencia de la capacidad de endeudamiento del país en el encuentro que mantiene el viernes con republicanos del Senado.

En el undécimo día de la paralización parcial del Gobierno y a menos de una semana de que el Departamento del Tesoro se quede sin dinero para pagar los gastos del Gobierno, el presidente demócrata ha instado a los republicanos en el Congreso a que pongan fin a la disputa fiscal.

El vicepresidente Joe Biden se sumará a Obama para presionar por la adopción de medidas rápidas, que podrían llegar el fin de semana si una serie de esfuerzos de republicanos en el Congreso y el Senado rinden frutos.

El jueves por la noche, los republicanos de la Cámara de Representantes analizaban posibles cambios a un plan vago que propusieron y que daría a Obama un incremento de corto plazo en el límite de endeudamiento, y que reabriría al Gobierno.

Sin embargo, quedaban muchos detalles por esclarecer, incluyendo lo que los republicanos obtendrán a cambio. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que sus correligionarios y él quieren compromisos sólidos de Obama y de los demócratas en el Congreso sobre unas medidas para reducir el déficit a más largo plazo.

La fecha límite del 17 de octubre para elevar el techo de la deuda o correr el riesgo de caer en una histórica suspensión de pagos es inquietante, porque cualquier acuerdo que se alcance podría enfrentarse a la resistencia de conservadores tanto en la Cámara de Representantes como el Senado.

Eso es particularmente problemático en el Senado, donde los retrasos en los procedimientos pueden demorar la legislación en hasta una semana, que es más o menos el tiempo que falta hasta que la capacidad de endeudamiento se acabe, según el secretario del tesoro, Jack Lew.

Los sondeos muestran que se está culpando a los republicanos de forzar el cierre del Gobierno desde el 1 de octubre. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)