Italia se esfuerza por salvar a Alitalia mientras los acreedores presionan

jueves 10 de octubre de 2013 17:25 CEST
 

Por Agnieszka Flak y Alberto Sisto

ROMA, 10 oct (Reuters) - El Gobierno italiano está haciendo lo posible por salvar a Alitalia de la bancarrota después de que los sindicatos advirtieron que la aerolínea nacional corre el riesgo de caer en suspensión de pagos en cuestión de días y de que su acreedor ENI amenazó con dejar de abastecerla de combustible.

Alitalia, que lucha por mantener los pagos correspondientes a una deuda de 1.000 millones de euros, pospuso hasta el viernes por la tarde una reunión de consejo de administración programada originalmente para el jueves a las 15:00 GMT.

Una portavoz de la aerolínea declinó decir la razón del retraso, pero la medida da al Gobierno del primer ministro Enrico Letta -que en sí mismo carece de dinero- más tiempo para tratar de persuadir a alguna otra empresa italiana de que aporte financiación provisional.

Alitalia, que no ha generado ganancias desde 2002, necesita una ampliación de capital de 300 millones de euros y una línea de crédito de 200 millones de euros de parte de bancos para mantenerse a flote, dijeron el miércoles sindicatos tras reunirse con la compañía.

Letta aborrece la idea de ver la quiebra o la venta de otro activo nacional a un rival extranjero sin garantías de empleos.

La empresa española de telecomunicaciones Telefónica firmó recientemente un acuerdo para adquirir a la firma controladora de Telecom Italia.

La gran interrogante es si el mayor accionista de Alitalia, Air France-KLM, elevará su participación de un 25 por ciento.

A finales de 2008, el entones primer ministro Silvio Berlusconi impidió a Air France-KLM, que se encuentra en medio de una reestructuración, realizar una adquisición total. El mandatario mantuvo unido a un grupo dispar de 21 inversores, entre los que figuraba el banco minorista Intesa Sanpaolo y el operador de carreteras Atlantia.   Continuación...