AEB ve difícil cumplir objetivo déficit 2013 por Seguridad Social

miércoles 9 de octubre de 2013 16:05 CEST
 

MADRID, 9 oct (Reuters) - La Asociación Española de Banca (AEB) advirtió el miércoles de que el cumplimiento en 2013 de los objetivos de déficit del 6,5 por ciento por el conjunto de la administraciones públicas españolas no estaba exento de dificultades por una probable desviación de la Seguridad Social.

"Ante el previsible deterioro de la necesidad de financiación de la Seguridad Social, el cumplimiento del objetivo (de déficit) requerirá un ajuste adicional por parte de los restantes agentes", dijo la patronal bancaria.

La meta de déficit para este año de la Seguridad Social es de un 1,4 por ciento del PIB, mientras que el quebranto de la administración central no deberá superar el 3,8 por ciento y las Comunidades Autónomas tendrán que cumplir un déficit del 1,3 por ciento del PIB.

RECUPERACIÓN INCIPIENTE ECONOMÍA ESPAÑOLA

En su informe, la patronal bancaria consideró que la economía española comenzaba a dar síntomas de una mejoría apuntando hacia una recuperación y señaló que la destrucción de empleo seguía desacelerándose al tiempo que la tasa de paro se anotaba una ligera reducción.

"El descenso de la prima de riesgo soberano, la reapertura de los mercados, el retorno de la inversión extranjera y la revalorización de los índices en bolsa apoyan este balance", explicó la AEB en el informe.

No obstante, la patronal bancaria señaló que esta valoración no suponía, en modo alguno, que se hubiera superado la crisis e hizo hincapié en mantener una política orientada hacia la estabilidad macroeconómica y extender las reformas estructurales al objeto de ampliar el potencial de crecimiento.

"La mejora de la situación en curso debe considerarse, ante todo, como una oportunidad para salir de la recesión y trazar una senda de crecimiento duradero, sostenible y generadora de empleo neto que nos aproxime hacia nuestro potencial efectivo", señaló.

Respecto al sector financiero, la AEB subrayó que las autoridades de Bruselas, Fráncfort y del Fondo Monetario Internacional (FMI) habían confirmado recientemente que el programa de asistencia financiera se estaba ejecutando adecuadamente y que la solvencia de los bancos era confortable. (Información de Jesús Aguado; editado por Blanca Rodríguez)