Francia aumenta la presión sobre Alcatel por el plan de recorte de empleos

miércoles 9 de octubre de 2013 14:01 CEST
 

PARÍS, 9 oct (Reuters) - El Gobierno francés advirtió el miércoles al fabricante de equipamiento de telecomunicaciones Alcatel-Lucent que podría bloquear cualquier plan de reestructuración en Francia a menos que la firma negocie con los sindicatos para salvar el mayor número posible de empleos.

El grupo franco-estadounidense anunció el martes un plan para recortar un total de 10.000 puestos de trabajo en todo el mundo, 900 de ellos en Francia, y señaló que suponen la última oportunidad de acabar con años de pérdidas y revitalizar a la compañía.

El Gobierno del presidente François Hollande, que se enfrenta a una creciente impopularidad por el elevado desempleo, criticó los planes de Alcatel-Lucent, y el primer ministro Jean-Marc Ayrault insinuó el miércoles que podría utilizar los recientes cambios en el código laboral para bloquear cualquier acción en Francia.

"Si no hay un acuerdo mayoritario (con los sindicatos), el plan de reestructuración no será aceptado porque la ley ahora da al Estado la responsabilidad de actuar", dijo Ayrault a la emisora Europa 1.

"Queremos una negociación que salve el mayor número de empleos posible, tantas instalaciones como sea posible", agregó el ministro, quien pidió a Alcatel-Lucent que revise un plan que actualmente prevé el cierre de dos fábricas y la posible venta de otras.

Las acciones de Alcatel han caído un 9,5 por ciento en dos días. En los tres meses hasta el anuncio del martes había subido más de un 80 por ciento y acumula un alza del 170 por ciento desde comienzo del año.

Bajo la ley laboral que entró en vigor en junio en Francia, el Gobierno debe revisar si cualquier acuerdo firmado con sindicados se adhiere o no a las regulaciones.

De no existir un acuerdo, el Estado procederá a un control exhaustivo del plan de reestructuración de la compañía, que incluye una evaluación para determinar si es adecuado el proyecto dados los activos y salud económica del grupo.

"Si no hay aprobación por parte de la administración, la compañía no puede despedir personal", indicó por teléfono un funcionario del Ministerio de Trabajo.   Continuación...