5 de octubre de 2013 / 14:33 / hace 4 años

Dubai quiere ser el centro de los negocios islámicos

DUBÁI, 5 oct (Reuters) - Dubái desveló el sábado unos planes para convertirse en el centro de los negocios que siguen los principios islámicos en áreas que van desde la banca y los seguros hasta el procesamiento de alimentos, el turismo o la educación.

Con una cultura comercial libre y una diversa población con estilos de vida cosmopolitas, el pujante emirato de 2,1 millones de habitantes no es conocida por su conocimiento islámico.

Pero en las últimas décadas, Dubái ha usado sus lazos internacionales para convertirse en el principal centro del Golfo Pérsico para las finanzas, el comercio y los viajes.

Los responsables dijeron que ahora se centrarían en los negocios relacionados con las creencias religiosas de los 1.600 millones de musulmanes del mundo.

“El comercio exterior total del mundo musulmán es de 4 billones de dólares. Eso ilustra el potencial de Dubái”, dijo Mohammed el Gergawi, presidente de Dubái Holding, un conglomerado propiedad del jefe del emirato, en una conferencia.

En finanzas, Dubái quiere convertirse en un centro para la emisión y negociación de bonos islámicos, que están estructurados para evitar el pago de intereses. Trata de rivalizar con los principales mercados de estos bonos, Kuala Lumpur y Londres, creando una serie de estándares aceptados habitualmente.

Abdulaziz el Ghurair, presidente de la autoridad que supervisa el centro financiero de Dubái, dijo que el emirato se centraría en los reaseguros islámicos. En los seguros convencionales, el riesgo se transfiere de una parte a otra; bajo la norma islámica, el riesgo se comparte entre los miembros de un fondo de seguros.

Aunque sólo hay 19 firmas islámicas de reaseguros, las aseguradoras islámicas se ven forzadas a transferir parte de su riesgo a reaseguradoras convencionales, creando una oportunidad de negocio para Dubái a la hora de crear nuevas firmas, dijo Ghurair.

Predijo que este mercado crecería a 20.000 millones de dólares para 2020 desde los 11.000 millones actuales.

Las donaciones islámicas, que se estiman en cientos de miles de millones de dólares en todo el mundo, son otro asunto en el que Dubái está interesado. Los analistas dicen que muchas de ellas invierten el dinero pasiva e ineficientemente, creando potencial para ganancias económicas si se reforman.

Dubái quiere establecer el primer trimestre del año que viene una autoridad internacional de donaciones, con sede en el emirato, que promocione las mejores prácticas.

El emirato se sumergirá en el negocio de certificar comida ‘halal’ y otros productos preparados bajo preceptos islámicos. Planea crear un laboratorio internacional y un centro en el primer trimestre de 2014, con el objetivo de tener el 10 por ciento del mercado global en tres años.

Los responsables dicen que promocionarían Dubái como un centro de turismo, educación y moda islámicos, aunque no dio detalles sobre esas iniciativas. (Información de Andrew Torchia y Mirna Sleiman. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below