Linde dice pruebas banca Europa podrían demandar más coberturas

viernes 4 de octubre de 2013 15:55 CEST
 

MADRID, 4 oct (Reuters) - El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, dijo el viernes que la próxima valoración de activos de las entidades bancarias en Europa podría conllevar un aumento adicional de las coberturas sobre las carteras crediticias del sector.

El mercado considera que unos posibles riesgos adicionales que podrían surgir en el próximo ejercicio de revisión de los activos (AQRs, por sus siglas en inglés) podría conllevar un aumento de las provisiones de la banca española que le empujará a seguir reforzando su solvencia eventualmente con aumentos de capital.

Hasta ahora, desde el banco central español no habían querido entrar a valorar si las nuevas pruebas de estrés a las que se someterán las entidades tanto españolas como europeas podrían suponer unos colchones de seguridad más elevados a los actuales.

"Está prevista la realización de una revisión y valoración de los activos de las entidades bancarias que dará lugar a la exigencia de un nivel de capital a cumplir por todas las entidades que serán objeto de revisión y, en caso necesario, a la constitución de coberturas adicionales", dijo el gobernador en un discurso pronunciado en el Congreso de los Diputados.

No obstante, el gobernador quiso dejar claro que la banca española partía de un nivel muy razonable, tanto desde la perspectiva de clasificación contable de sus activos, como desde la cobertura y provisionamiento de los mismos, como consecuencia de las propias pruebas de estrés a las que fue sometida la banca española en 2012.

Linde señaló además que la reciente conclusión del proceso de reclasificación de créditos refinanciados a las que se había sometido al sector financiero español había contribuido a "reforzar" su situación de cara a esta próxima valoración de la calidad de sus activos, al tiempo que destacó la reciente mejora de solvencia de la banca española tras las ayudas europeas.

En el mercado se estima que el ejercicio de reclasificación en España de los créditos refinanciados, considerados como una fuente de pérdidas ocultas en el sector, podría exigirle provisiones adicionales por entre 5.000 millones y 10.000 millones de euros.

El propio gobernador admitió que en el actual entorno de un bajo crecimiento económico podían aumentar en el corto plazo los activos dudosos.

Desde que se recrudeciera la crisis económico-financiera en 2009, el sector financiero español ha precisado ayudas en diferentes formas de capital por importe de 61.366 millones de euros, y Linde reconoció el viernes que el monto de ayudas podría ir en aumento.

"Eso va a aumentar algo, pero (...) de modo poco significativo", dijo en su turno de réplica a los diputados en la Comisión en el Congreso. (Información de Jesús Aguado; información adicional de Andrés González; editado por Blanca Rodríguez)