El CEO de Siemens promete a trabajadores el fin de la reestructuración

martes 1 de octubre de 2013 15:56 CEST
 

MUNICH, 1 oct (Reuters) - La compañía alemana Siemens no tiene planes de aplicar más medidas de reestructuración después de que acabe su enorme programa de ahorro de 6.000 millones de euros el próximo año, dijo el nuevo consejero delegado del grupo de ingeniería, Joe Kaeser.

En una carta enviada a los empleados de Siemens el martes, Kaeser intentó tranquilizar a sus trabajadores tras noticias de que el programa de ahorro costaría 15.000 empleos.

"Todas las medidas han sido discutidas con las unidades afectadas. Más allá de eso, no hay más planes o medidas", afirmó Kaeser en la misiva, que fue obtenida por Reuters.

Sus comentarios tienen lugar dos meses después de que Kaeser se hizo cargo de Siemens, la segunda mayor empresa de Alemania por valor de mercado, y prometió volver a encarrilar a la compañía y poner fin a años de reestructuración continua.

Kaeser reemplazó a Peter Loescher, quien fue marginado tras una dura pelea en el consejo de administración después de una serie de alertas de ganancias y de luchar por salvar la brecha con rivales más rentables, como la estadounidense General Electric y la suiza ABB.

Desde que Kaeser fue nombrado consejero delegado, las acciones de Siemens se han revalorizado un 12,5 por ciento, pero aún operan con un descuento respecto a las de GE, ABB, el grupo francés de ingeniería Schneider Electric y la rival holandesa Philips.

"Tenemos que afrontar las realidades de la competencia global y asegurar la capacidad de nuestra compañía de competir", afirmó Kaeser en su carta, y agregó que el programa de ahorros ayudaría a llevar la fortaleza de las ganancias de Siemens de vuelta al nivel de sus rivales.

En su tercer trimestre fiscal hasta junio, Siemens anotó un margen de ganancia operacional subyacente de un 5,2 por ciento. Comparativamente, GE y ABB registraron márgenes operativos de un 15,3 por ciento y de un 15,2 por ciento, respectivamente.

Bajo la administración de Loescher, Siemens se había establecido un objetivo de elevar su margen al menos a un 12 por ciento para el próximo año, pero una demanda persistentemente débil la forzó a abandonar esa meta en julio.

La compañía publicará los resultados para su año que terminó el lunes el 7 de noviembre. (Información de Jens Hack y Maria Sheahan. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)