El nuevo jefe de Siemens irrita a los sindicatos por los despidos

lunes 30 de septiembre de 2013 17:56 CEST
 

MÚNICH/FRANCFORT, 30 sep (Reuters) - La noticia del fin de semana acerca de 15.000 despidos en Siemens en Alemania ha llevado al nuevo presidente ejecutivo del grupo germano de ingeniería, Joe Kaeser, a un conflicto con representantes de los trabajadores, sólo dos días después de tomar el mando.

"Nos oponemos a un programa de recortes de empleos en base a márgenes. Siemens necesita un programa sostenible y orientado al futuro que se centre en la gente y no sólo en los márgenes", dijo el jefe del consejo laboral Lothar Adler el lunes.

Siemens, la segunda mayor compañía de Alemania en valor de mercado, busca ahorrar 6.000 millones de euros para cerrar la brecha frente a rivales más rentables como la estadounidense General Electric y la suiza ABB.

Hasta ahora, la compañía se había negado a decir el número de empleos que se perderían a raíz del programa, anunciado por el anterior jefe Peter Loescher, que fue despedido y reemplazado por Kaeser después de una disputa feroz en la junta de administración hace dos meses.

El domingo, un portavoz de la compañía dijo a Reuters que Siemens eliminaría un total de 15.000 empleos, o alrededor del 4 por ciento del total de su fuerza de trabajo, la mitad de los cuales ya fueron eliminados.

Un tercio de los despidos son en el mercado doméstico de Siemens, Alemania. De estos, 2.000 son del negocio de productos industriales, y 1.400 empleos cada uno en sus negocios de energía e infraestructura.

Kaeser se enfrenta el desafío de reestructurar un conglomerado anquilosado con casi 370.000 trabajadores, 78.000 millones de euros en ventas anuales y productos que van desde turbinas de gas a trenes de alta velocidad y máquinas de ultrasonido, además de recobrar la confianza de los inversores.

Cuando llegó al puesto, Kaeser dijo que continuaría el programa de ahorros de su predecesor, aunque también prometió poner a Siemens en equilibrio, terminar con años de reestructuraciones continuas y deshacerse de un enfoque en metas de márgenes sin pensar en el futuro.

En los primeros nueve meses de su año financiero, que culmina el lunes, el margen de ganancia de Siemens retrocedió a 5,7 por ciento debido a cambios de proyectos y una demanda débil de productos industriales como tecnologías de automatización e impulsión. (Información de Jens Hack y Maria Sheahan; Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición deTeresa Medrano en la Redacción de Madrid)