Erdogan propone eliminar el veto al pañuelo en edificios públicos

lunes 30 de septiembre de 2013 15:07 CEST
 

ANKARA, 30 sep (Reuters) - Turquía acabará con la prohibición de que las mujeres lleven el pañuelo islámico en edificios públicos como parte de un esperado plan en favor de los derechos humanos en el que el primer ministro, Recep Tayip Erdogan, también anunció varias esperadas reformas para salvar el frágil proceso de paz con la minoría kurda.

Las nuevas normas sobre el velo no se aplicarán al sistema judicial ni a las Fuerzas Armadas.

Turquía es un país oficialmente laico pero de población mayoritariamente musulmana que durante décadas ha tenido en vigor restricciones a las prendas que podían llevar las mujeres en edificios públicos.

Erdogan también anunció planes para devolver propiedades religiosas a cristianos caldeos incautadas por el Estado.

En cuanto al proceso de paz con los insurgentes kurdos, Erdogan dijo que el Parlamento debatirá si rebajar el límite del 5 por ciento necesario a nivel nacional para obtener representación parlamentaria, o incluso si eliminarlo del todo.

Sin embargo, el líder del Partido Paz y Democracia (BDP, por sus siglas en kurdo) dijo que las propuestas no son suficientes para hacer progresar la paz con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), que este mes frenó la retirada de sus combatientes de territorio kurdo argumentando que el Gobierno no está actuando con suficiente rapidez para cumplir su parte del acuerdo de paz.

El límite parlamentario actual del 10 por ciento es uno de los más altos del mundo y ha mantenido a los partidos prokurdos fuera del Parlamento. Esto ha sido una de las quejas tradicionales de los kurdos, que componen alrededor del 25 por ciento de la población turca.

Erdogan dijo que el "plan de democratización" también permitirá la enseñanza en otras lenguas que no sea el turco en las escuelas privadas, otra demanda tradicional de los kurdos.

"Hoy nuestro país, nuestra nación, está viviendo un momento histórico", dijo Erdogan en una rueda de prensa convocada especialmente en Ankara. "Estamos dando pasos importantes para hacer a Turquía aún más grande".

"El mayor deseo de nuestro pueblo es reforzar nuestra paz interna, aumentar nuestra cohesión social y solidaridad y fortificar nuestra tranquilidad".

El primer ministro afirmó que los cambios no están relacionados con el intento de acabar con el conflicto de casi tres décadas con el ilegalizado PKK, pero sí han sido considerados como una maniobra para reforzar el debilitado proceso de paz. (Información de Jonathan Burch; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)