Los portugueses castigan al centroderecha por la austeridad del rescate

lunes 30 de septiembre de 2013 08:00 CEST
 

Por Andrei Khalip y Axel Bugge

LISBOA, 30 sep (Reuters) - Los portugueses castigaron a los Social Demócratas de centroderecha en el poder por las duras medidas de austeridad impuestas bajo el rescate de la Unión Europea y el FMI, reforzando a la oposición socialista y a los candidatos independientes en las elecciones municipales del domingo.

Los resultados preliminares y las proyecciones de los sondeos a pie de urna muestra una victoria arrolladora del alcalde socialista de Lisboa, Antonio Costa, subiendo hasta 10 puntos el resultado de los comicios de 2009.

En Oporto, el triunfo fue para el independiente Rui Moreira, arrebatando así la segunda mayor ciudad del país al PSD, que quedó tercero.

"De acuerdo con los primeros datos, creo que no es un error decir que el PSD ha sufrido una gran derrota. Lo que queda por ver es si los socialistas se llevan todo lo que ha perdido el PSD o se reparte con los independientes", dijo Marques Mendes, antiguo ministro del PSD y analista político.

A falta de completar el recuento, los socialistas se imponían con un 40 por ciento, seis más que el PSD, aunque su socio de coalición CDS-PP consiguió el siete por ciento.

Un número récord de candidatos se presentaba como independientes en las primeras elecciones locales desde que Portugal acudió al FMI y a la UE para un rescate de 78.000 millones de euros en 2011, una señal del desencanto con los partidos mayoritarios.

El rescate fue firmado por el anterior gobierno socialista, pero está siendo la actual coalición dirigida por el PSD la que ha tenido que aplicar recortes presupuestarios y subidas de impuestos que exige el rescate.

El Gobierno ya casi cayó en julio por una disputa interna sobre varias medidas, que incluían la mayor subida de impuestos de la historia. Esta fuerte derrota local y el triunfo de la oposición podría reducir el apetito por más medidas duras, aunque responsables de la UE y del FMI están revisando el rescate y podrían demandar más recortes.

El presidente de la república, Anibal Cavaco Silva, dijo que el futuro del Gobierno no estaba en el aire. (Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)